Día Internacional del Gato: por qué se conmemora el 8 de agosto

El próximo lunes 8 de agosto se conmemora el Día Internacional del Gato, fecha creada en 2002 por el Fondo Internacional para el Bienestar Animal con el fin de generar conciencia sobre la importancia de esterilizar a los animales para evitar la sobrepoblación y el abandono, además de hacer foco en la adopción y tenencia responsables de estos animalitos. 

En este contexto, Alejandra López – especialista en Bienestar Felino de Pawnia Pet Shop – brinda una serie de consejos sobre cómo cuidarlos correctamente.

Según estudios científicos, durante agosto en el hemisferio norte, la actividad de los felinos aumenta debido a las altas temperaturas y a la cantidad de luz solar que reciben durante el día. Este factor parece incidir directamente en el ciclo de reproducción de estos animales. Es por ello que se eligió el 8 de agosto para dar visibilidad y generar conciencia sobre la importancia de su castración.

“Adoptar un gatito es un acto de amor, pero también de responsabilidad. Implica asumir y hacerse cargo de las atenciones y necesidades básicas que se le deben brindar, y responsabilizarse por su estado de salud, entrenamiento y acompañamiento”

Alejandra López – especialista en Bienestar Felino de Pawnia

Esterilización o castración de felinos

Entre los principales beneficios de esterilizar o castrar a los gatos, encontramos que ayuda a reducir la superpoblación y aumenta la posibilidad de que estos animales tengan una vida más larga y saludable, ya que disminuye el riesgo de contraer enfermedades.

En las hembras, específicamente, castrarlas o esterilizarlas hace que no entren en ciclos de celo, por lo que no atraerán a los machos, reduciendo el número de gatitos no deseados. Además, ayuda a que la gata pueda convivir con otros animales por más tiempo.

En los machos, este proceso reduce o elimina el riesgo de rociar y marcar, a la vez que disminuye el comportamiento agresivo. Está demostrado que los gatos machos que están “intactos” (sin esterilizar o castrar) y viven en el exterior, tienen una vida media de menos de 2 años. Los gatos intactos suelen pelearse constantemente, por lo que poseen alto riesgo de contraer el síndrome de inmunodeficiencia felina, enfermedad que se transmite a través de mordeduras.

Tanto en hembras como en machos, la castración o esterilización reduce el deseo de vagabundear.

Atención a sus necesidades básicas

“Antes de traer un gato a casa hay que tener todo lo necesario para su bienestar: alimento, recipiente para comida, bowl para agua, una cama ubicada en un lugar tranquilo, y una bandeja sanitaria. Como complementos se recomiendan también un poste de rascado, un cepillo, juguetes y una transportadora” comenta Alejandra y concluye “En el caso de que haya dos gatos en el hogar, lo ideal es que haya siempre un elemento extra. Por ejemplo, 2 gatos deberían tener acceso a 3 bandejas sanitarias”.

Hay que tener en cuenta que cada felino tiene un periodo de adaptación diferente. Cuando se adopta un gato no hay un comportamiento establecido, depende siempre de la situación en que se dé la adopción. Si son bebés, el proceso es mucho más simple, pero si son adultos, la adaptación puede costar más. También hay que evaluar si hay otras mascotas en la casa o niños; es importante estar atentos a las señales de estrés que den los gatos. Algo fundamental a la hora de reducir el estrés de un gato es, por ejemplo, mantener las bandejas sanitarias alejadas de la zona de comida, y cuidar que nada esté en zonas de paso o ruidosas.

Es conveniente ayudarlos a enfrentar cambios antes de que se produzcan, los gatos son animales rutinarios y cualquier suceso extraño que suceda alrededor puede que se sientan amenazados o alterados. Por ejemplo: una mudanza o la llegada de un bebé humano a casa.

Contar con un veterinario de cabecera que guíe y facilite el proceso de crianza o adopción de un gato es fundamental. Además de los controles periódicos, que ayudan a prevenir enfermedades, es esencial tener una cartilla de vacunación y llevarla al día. Los gatos necesitan vacunas para prevenir enfermedades.

En cuanto a la higiene de estos animales, a pesar de que son limpios por naturaleza es fundamental prestar atención a su limpieza. Los gatitos se lamen el pelo para quitarse los pelos muertos, es por esto que pueden llegar bolas de pelo  al estómago y al intestino, causando vómitos o estreñimiento, por lo que se les debe pasar un cepillo regularmente. Si es un gato de pelo corto, cepillarlo una vez a la semana es suficiente. Si es de pelo largo, tiene que hacerse a diario, porque tienden a formar nudos.

Si bien los gatos se han hecho fama de ariscos e independientes, son buenos compañeros. Tal es así que es el único animal que tiene tres fechas internacionales al año que los representa. Además del 8 de agosto, se conmemora también el 20 de febrero y el 29 de octubre, cada fecha tiene un origen distinto, aunque todas ellas coinciden en honrarlo con amor y cariño.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: