Qué es el ácido ferúlico, la molécula antioxidante de origen vegetal

Por Dra. Johanna Furlan – Cirujana estética – MN 122.975 – IG @drajohannafurlangraf

El ácido ferúlico es una molécula antioxidante de origen vegetal. Este componente se encuentra en las hortalizas, legumbres, frutas, semillas y cereales. También podemos encontrarlo en la avena, el salvado, el arroz, las moras o las semillas de manzana, entre otros. Su función en estos alimentos es proporcionar una estructura estable a nivel celular, impidiendo así el desgaste frente a microorganismos y otras agresiones externas. 

Debido a sus características, este ácido penetra con facilidad hasta capas profundas de la piel y actúa como un gran bloqueador de la acción del sol sobre la piel, porque previene el enrojecimiento y otras lesiones causadas por la acción de sus rayos.

Este ácido está ubicado en el grupo de ácidos hidroxicinámicos, conocidos por su poderosa función antioxidante. Estamos hablando de un activo muy usado en la cosmética por la gran variedad de beneficios que ofrece. 

En medicina, el ácido ferúlico se utiliza, en diferentes concentraciones, en fórmulas y productos cosméticos fundamentalmente indicados para el tratamiento del envejecimiento cutáneo.

Además de su uso en la cosmética, también lo podemos encontrar en fármacos por sus propiedades antiinflamatorias, anticancerígenas o en la ayuda de la reducción del colesterol. Lo encontramos presente en la composición de algunos suplementos nutritivos para deportistas ya que, ayuda a desarrollar y aumentar la masa muscular y la fuerza, permitiendo la eliminación de la grasa corporal.

 Beneficios que aporta el ácido ferúlico

Como lo mencionamos anteriormente, uno de los beneficios más importantes de este ácido es su alto poder antioxidante. Su función consiste en crear una barrera protectora en la piel capaz de equilibrar el daño que provoca la radiación solar sobre las células de la piel. 

Existen factores externos como la radiación ultravioleta, la contaminación, la mala alimentación que provocan la aparición de los radicales libres, unas moléculas que provocan el envejecimiento prematuro de la piel. Por eso, los antioxidantes, cumplen con la función de frenar este proceso y proteger a las células de los tejidos dérmicos del daño oxidativo. 

A través de su capacidad regeneradora activa la síntesis natural de colágeno y elastina, elementos que con la edad disminuyen su producción y al mismo tiempo son de vital importancia para conservar la fuerza, la firmeza y la elasticidad de la piel. Entonces, estimular la producción de colágeno y elastina, ayuda a mantener la piel saludable y actúa contra el envejecimiento cutáneo. El ácido ferúlico es un activo eficaz para prevenir y suavizar la aparición de líneas de expresión y arrugas.

Entre sus beneficios también debemos destacar la propiedad despigmentante para el tratamiento de manchas e hiperpigmentación, ya que inhibe la enzima que provoca la síntesis de melanina, causando la aparición de las manchas. También es utilizado en peelings ya que tiene un alto efecto exfoliante que ayuda a eliminar el exceso de pigmentación cutánea residual. 

Para potenciar los efectos del ácido ferúlico, suele combinarse con otros componentes con efecto iluminador como la niacinamida, con sustancias antioxidantes como la vitamina C y E y con agentes hidratantes como el ácido hialurónico.

Por lo tanto, el ácido ferúlico es un gran reafirmante y regenerador de la piel, mejora su elasticidad y juventud. La protege tanto del daño celular como de la deshidratación

Precauciones y efectos

No se contemplan aún, reacciones alérgicas o efectos secundarios en el uso del ácido ferúlico en la piel. Es un activo natural con grandes beneficios y muy saludables.

Aun así, siempre recomendamos la consulta con el especialista quien hará un diagnóstico de la piel y la rutina ideal según la necesidad. 

Puede aplicarse en cualquier tipo de piel evitando las zonas de mucosas como los ojos. 

Tratamiento en gabinete

Peeling con AF

Es un peeling antioxidante, cuyo propósito es proteger y potenciar las defensas de la piel. Este peeling se puede realizar durante todo el año, ya que no es fotosensible. Tratamiento apto para todo tipo de pieles.

Beneficios

Rejuvenecimiento.

Hidratación intensa y en profundidad.

Aporta firmeza a la piel.

Antioxidante y neutraliza los radicales libres.

Protege la capa dérmica que contiene colágeno y elastina.

Inhibe los daños en el ADN

Estimula la renovación celular

Elimina las imperfecciones.

Recupera el brillo natural 

Se trata de procedimiento sencillo, seguro e indoloro. La realización del peeling dura entre 15-20 minutos. A los 2 ó 3 días comienza el proceso de renovación celular, que se traduce en una leve pelada.

Tratamiento para seguir en casa.

Durante la primera semana se acompaña con una crema hidratante y regeneradora, para ayudar a recuperar el daño producido.

Durante los siguientes 15 días evitar la exposición solar directa y utilizar un fotoprotector

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: