Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Inspirado en postre, pero soñando completo El Bar Cremaet de Valencia es un símbolo de unión y reencuentro, pero también de mezcolanza y de cruce de caminos. El placer que vino de otro océano, del puerto, y desde el Grau a lomos del trenet se extendió por toda la ciudad.
Con ron, fuego y café por bandera y con una carta extensa de raciones, brasas, arroces, chacinería… abre Bar Cremaet en una demarcación históricamente populosa: al inicio de la Avenida del Puerto, siguiendo los ramales del viejo Camí al Grau, con una terraza abierta a la renovada Casa del Médico.
Admirando los establecimientos de siempre en los que se aprendió que un cremaet no es el final de una comida sino el principio de otras muchas cosas, Bar Cremaet abre sus puertas para mostrar todo aquello que hace de un bar un lugar absolutamente único. Un punto de encuentro en el que te sentís arropado por materiales que son familiares.
Sus fuera de carta cambian de lunes a jueves. Las raciones son generosas. No te pierdas su mollete de carne mechada con queso y animate a la tortilla Vaga del día.

Nestor Vaccaro, director de Operaciones de Grupo Gastroadictos, propietario de Bar Cremaet cuenta que “la valenciana es una cocina de tradición, con un gran abanico de productos de la terreta, entre ellos platos emblemáticos a nivel mundial como puede ser la paella o la horchata”. 

– ¿Qué distingue, según su mirada, a Bar Creamet?
Bar Cremaet en un punto de encuentro donde los clientes respiran la tradición de un bar de toda la vida arropados por el buen café de la terreta.

– He visto variedad de público… amigos que pasan a tomar algo, turistas, parejas… ¿qué desafíos se enfrentan a la hora de satisfacer paladares tan discímiles?
Somos un bar en el que todo el mundo es bienvenido. Nuestro amplio horario nos permite ofrecer una amplia variedad de opciones para aquellos que deseen desayunar, almorzar, tomar el aperitivo, comer, merendar, cenar o simplemente disfrutar de una cerveza o un café.

-¿Podría relatarme conceptualmente las diferencias entre los menús del mediodía y de la noche?
Al estar en una tierra donde el arroz es el gran protagonista en nuestro menús de día incorporamos el arroz de segundo a diferencia de la noche, que variamos la oferta y se puede elegir entre una carne o pescado.

– ¿Qué no debería dejar de probar quien los visita?
Nuestra Titania, un plato muy tradicional de la zona del barrio del Cabanyal y del puerto, precisamente por donde entró en la ciudad otra receta imperdible: el cremaet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *