La cosmética orgánica, un segmento furor en pleno crecimiento de Argentina

La búsqueda de productos sustentables que estén en concordancia con el medio ambiente aceleró su crecimiento después de la pandemia y Truss Professional dio en la clave.

La búsqueda de productos sustentables que estén en concordancia con el medio ambiente aceleró su crecimiento después de la pandemia y Truss Professional dio en la clave.

La búsqueda de productos sustentables que estén en concordancia con el medio ambiente aceleró su crecimiento después de la pandemia y Truss Professional dio en la clave.

De hecho, la categoría de productos de belleza orgánicos representa un porcentaje en expansión dentro del mercado nacional de cosmética y belleza.

El creciente consumo de productos saludables es una tendencia instalada en Argentina y da cuenta de un perfil de consumidor que pondera el tema ambiental como un condicionante clave al momento de realizar una compra.

Hoy nos encontramos ante consumidores más conscientes, que se informan, buscan alternativas de belleza con productos orgánicos y cruelty free, pero que además le exigen a las marcas un compromiso real con el medio ambiente.

Subidas a esta tendencia, las empresas del segmento beauty están lanzando líneas de productos y trayendo marcas importadas respetuosas con el entorno natural. Un ejemplo de ello es la llegada al país, el pasado abril, de la brasileña Truss Professional una firma de productos para el cabello, veganos, orgánicos y no testeados en animales.

“Estamos trayendo productos certificados como cruelty free, que se pueden encontrar en salones y también se podrán adquirir de forma online, apuntando a un público que busca calidad pero que también privilegia el cuidado ambiental”

Carlos Bertín, Presidente de Pure Beauty representante oficial de Truss Professional en Argentina.

Si bien los efectos de la pandemia implicaron el cierre de más de 15 mil peluquerías (antes había 45 mil) se calcula que la industria nacional de belleza capilar mueve u$s 240 millones al año. En ese mercado, con un 70% de su portafolio orientado a peluquerías y un 30% dirigido al consumo en el hogar, la marca busca posicionarse entre L’Oréal Professional y Kerastase, con sus distintas líneas de shampoo y tratamientos para el pelo.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: