Camino hacia el CyberMonday: 6 tendencias que crecen con fuerza en e-commerce

Con la vista puesta en el CyberMonday, las empresas comenzaron a prepararse. Un estudio de Adobe sobre tendencias digitales basado en 10.000 encuestas realizadas a especialistas en marketing, consultores y profesionales indicaba que para este año un 42% de los líderes empresariales tenía planificado mejorar la consistencia de la experiencia del cliente en todos los canales, y un 54% proyectaba aumentar el gasto en tecnología de datos y sistemas de gestión. 

No es casual la respuesta de estos ejecutivos, dado el desempeño de los eventos digitales relacionados con promociones de los últimos dos años, que para muchas empresas y pymes  siguen siendo los días de compras online más importantes del año.

Según un relevamiento interno, en Estados Unidos durante el Cyber Monday y el Cyber Week 2021, los consumidores realizaron gastos por un total de $10.700 millones en el lunes cibernético. Durante la hora pico, los usuarios gastaron $12 millones por minuto. En tanto, en Argentina y según datos proporcionados por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico – CACE -, la facturación total fue de $37.360 millones, lo que equivale a un 80% de incremento comparado al Cyber Monday 2020. Se vendieron 6 millones de productos a un ticket promedio de $9.811. La mayoría de las compañías que participaron logran generar entre un 20% y un 30% de sus ventas anuales.

Esto indica que el e-commerce seguirá creciendo. Aunque Sebastián Lemos, Account Executive de Adobe Experience Cloud, destaca que las empresas “deben estar atentas a los nuevos hábitos y exigencias de los consumidores, donde la clave está en la confianza, la personalización y la experiencia generada. Cada punto de datos que se recopila viene con la expectativa de que se brindarán experiencias valiosas mientras se protegen esos datos al más alto nivel”. 

Según el ejecutivo de Adobe, estás son las 6 tendencias que se observarán en este Cyber Monday, aunque todavía queda camino por recorrer:

  • La inteligencia artificial permite a las marcas conocer más a los consumidores y ofrecer una comunicación acorde a sus intereses. Por ejemplo, se pueden ajustar vitrinas digitales adaptando la disposición de los productos en la web de manera diferenciada. Otra opción son los chatbots. De acuerdo a un informe de Hubspot, casi el 50% de los consumidores prefieren conectarse con una empresa de esta forma que mediante otros medios de contacto. 
  • Ser omnicanal es clave: Durante el proceso de compra, el consumidor utiliza diferentes canales y dispositivos, y a veces de forma simultánea. Por ejemplo, el inicio de la relación con una marca puede comenzar por un anuncio en redes, continuar a través del correo electrónico, comprar luego en el sitio web y retirarlo en la tienda física. La idea es potenciar las fortalezas de cada uno y ofrecer de manera conjunta la mejor experiencia omnicanal posible.
  • La gamification, en tanto, tiende a generar mayor engagement al convertir el proceso de compra en un juego y desafiar al usuario a cambio de descuentos, envíos gratis o promociones en la siguiente compra.
  • La realidad aumentada y virtual se convierte en un aliado para los rubros de decoración de interiores, electrodomésticos, automotriz, maquinaria, arte, mobiliario, tecnología, moda, arquitectura, entre otros. La posibilidad de probarse una prenda o ver como quedaría un sillón en el living en forma virtual, es posible hoy con la tecnología que está disponible. 
  • El Live Streaming Commerce o  Live Shopping consiste en el uso de plataformas de streaming o transmisiones en vivo para comercializar, promocionar o vender productos y servicios. Estos videos en directo se complementan con funcionalidades e instrumentos como calificaciones de los usuarios y comentarios que sirven para hacer más entretenida la interacción. 
  • Nuevas formas de pago. Se trata de una tendencia que se asoma con optimismo. Entre ellas se encuentra el uso de tarjetas de crédito virtuales, apps de pago por transferencia bancaria e incluso el pago con criptomonedas. 

Todo lo anterior indica que el e-commerce seguirá incrementando su potencial. Además, cada vez hay más herramientas para brindar seguridad, confianza, facilidades a los consumidores, y mejorar su experiencia en los diferentes momentos de la compra. Por ese motivo, las empresas deben adaptarse para seguir siendo competitivas en un entorno de cambio constante.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: