Conoce a Gustavo Espósito: Actor, profesor y director de teatro

1 ¿Cómo fue tu infancia?
Nací en Constitución, un barrio de gente trabajadora. Mi mamá fue maestra y mi papá actor. Un juego que teníamos con mi papá era ensayar una obra de teatro en el living de casa. Tengo tres hermanos mayores, los dos más grandes músicos, uno lírico, otro cantante de tango y el tercero, que falleció hace diez años era actor, director y profesor de teatro. Con él empecé a formarme. Mi infancia la pasé entre bambalinas jugando a ser actor, músico, cantante y tener mi banda de rock. De ahí mi amor por el arte. Puedo decir que más allá de las alegrías y amarguras de toda infancia, la mía fue felíz porque es la base del artista apasionado que soy hoy.

2 ¿Cuál fue tu debut como actor?
En 1983, bajo la dirección de mi hermano Enrique, interpreté el rol protagónico de “Condicional”. Es un capítulo del ciclo “Cosa Juzgada” de Juan Carlos Gené llevado a teatro. Una experiencia maravillosa que implicó un gran trabajo previo. En esa época cursaba el secundario y salía del colegio corriendo al teatro a ensayar, lo cuales terminaban a la noche tarde, de ahí a casa a estudiar la letra y las materias del colegio. A veces pasaba días sin dormir y estaba cansado, felíz y agradecido de poder hacer lo que me gusta. Estuvimos una temporada larga con funciones para trescientas personas.

3 ¿Cómo empezaste a dirigir?
Desde que comencé en teatro hasta ahora entrené permanentemente. Conocí disciplinas como el clown, distintas técnicas y métodos de actuación, desde Stanislavski, Strasberg, Erick Morris a Meisner o el método de las acciones y el teatro físico. Todo esto me brindo un caudal de conocimiento y experiencia que necesité compartir. Así fue que dicté junto con mi entrañable amigo, actor, director y dramaturgo, Diego del Valle, un taller de montaje para estudiantes avanzados. Hicimos “Jueves de Comadres” de Jorge Accame. Las actrices que interpretaron esta obra me deslumbraron a cada ensayo. Fue un trabajo minucioso, buscando el sentido de cada acción y texto dándole una emoción genuina. La dirección es un trabajo que reflejan los actores, la puesta, la técnica de luces y sonido. Todo depende de la creatividad del director y ésta se alimenta del equipo. Un montaje es una creación colectiva, se generan lazos muy fuertes entre los integrantes del mismo. Estar al fondo de la platea viendo la obra y recibiendo todo lo que puse como director más todo lo que aportaron los actores enriqueciendo el espectáculo es sumamente gratificante.

4 ¿Cuándo y porqué comenzaste a producir?
Actualmente estoy entrenando en el Actor’s Studio en el curso regular que dictan Dora Baret y Matías Gandolfo y la consigna de éste año es la de trabajar con obras completas en todos los planos; actuación, dirección, puesta, producción, etc. Escuchar ésa propuesta hizo que floreciera otra en mi mente y corazón; producir mi propio espectáculo. Una obra que leí por primera vez en un taller de montaje dictado por Hugo Men fue “Conversación Nocturna” de Daniel Veronese y me fascinó. Me enamoré de ese texto, una historia contada en el umbral de tiempo situado entre lo onírico y lo real. Cuatro personajes, dos hombres y dos mujeres. Tenía el texto y la convicción de interpretar a uno de los personajes. Me faltaba todo lo otro. Así gestioné el permiso en Argentores, le presenté el proyecto a Diego y le gustó. Salí a buscar al elenco, hice un casting mental y le propuse a Fernando Miró, a quien conocí en un proyecto anterior y su calidad actoral está a la vista en los personajes que interpretó en “El marginal”, “El clan”, “Iosi, el espía arrepentido” y tantos otros. Nos encontramos en una pizzería en Congreso. Le pasé el texto y lo abrazó al instante. Después de varios castings completé el elenco con Tati Pechi y Camila Paulo, dos actrices jóvenes y muy talentosas. Hoy estamos en proceso de ensayo y ya firmamos contrato con la sala. “Conversación Nocturna” se estrena el sábado 6 de agosto en el Actor’s Studio a las 22:30. Esta es mi primera experiencia como productor y estoy sumamente entusiasmado y con otros proyectos para éste año y el próximo.

5 ¿Vas sumando actividades relacionadas, te queda alguna otra por añadir?
En teatro independiente hay que hacer de todo, es raro que alguien arriesgue un capital para producir una obra. Indefectiblemente se aprende a diseñar la planta de luces, las pistas de audio, la escenografía, el vestuario y todo lo que está detrás de escena. Incluso la difusión, la gráfica, etc. depende del elenco. Habitualmente se conforma una cooperativa donde todos aportan por partes iguales y perciben por partes iguales. Por lo general se percibe menos de lo que se aporta. Me gusta el baile, bailo tango salón. Eso me atrae, perfeccionarme en el baile y aprender a cantar. Quién sabe, quizás formo mi banda de rock y cumplo mi sueño de la infancia.

6 ¿Tenés otra actividad paralela?
Sí, mi trabajo para ganar dinero, así lo denomino. Soy autónomo y junto con mi hermano mayor tengo un reparto de quesos. Especialmente provoleta, el famoso queso para la parrilla. Muchos creen que provoleta es un tipo de queso, pero originalmente fue una marca. Éste queso lo invento un italiano que vino a la Argentina. Fusionó el provolone, típico queso italiano, con la especialidad gastronómica argentina, el asado. Así nace el queso provolone de pasta hilada para asar, esa es la denominación en el código alimentario argentino y Provoleta es la marca. Tan conocido, cotidiano y aceptado es este queso que hoy se lo menciona por su marca original y no por la denominación. Pasa con muchos productos. Conozco esto en primera persona, ya que el italiano que vino a la Argentina e inventó el producto fue mi abuelo materno Don Natalio Alba. Mis clientes son principalmente restaurants y parrillas.

7 ¿Cómo te definís? ¿Sos un productor que actúa? ¿Un actor que produce? ¿Ambas cosas?
Soy entusiasta, emprendedor, idealista, me aventuro a transitar caminos desconocidos. Estoy abierto a nuevas experiencias. Soy curioso y autodidacta, me gusta mucho aprender, es enriquecedor. Por eso me atrevo a asumir el rol de director o productor, son vivencias que me alimentan como actor. En realidad todas las vivencias nutren la actuación. Creo en una actuación honesta, en comprometerme con el personaje, conocerlo profundamente, incluso más allá de lo que expresa el texto. Este trabajo es a la vez de autoconocimiento, porque me obliga a observarme profundamente, saber cuál es el disparador de mis emociones, pensamientos, deseos, pulsiones. Esta disciplina ofrece todas las herramientas para descubrirse y así poder, de manera consciente, elegir quien quiero ser. Tener control sobre mi persona, si no me conozco, mal puedo conocer a un personaje y comprender sus motivaciones. Si no entreno constantemente me vuelvo rígido, estructurado. El entrenamiento es fundamental y por sobre todo la humildad. No creérsela nunca, seguir trabajando como el primer día porque en el momento en que creo saberlo todo, pierdo el entusiasmo por aprender, desaparece la frescura y paso a repetir lo que ya hice, como si fuera una fórmula exacta. Ahí me derrumbo como actor y como persona. Soy actor, un artista que está abierto a nuevas experiencias.

8 ¿Qué estás haciendo artísticamente en éste momento?
Estamos ensayando “Conversación Nocturna”, una obra teatral inquietante de Daniel Veronese. Estamos entrando en la etapa final de ensayos y tenemos programado el estreno para el sábado 6 de agosto a las 22:30 horas en el Actor´s Studio. Estamos a poco menos de dos meses del estreno y es cuando el proceso se vuelve vertiginoso. Hay muchas áreas que cubrir, todo lo que está por fuera de la escena. Escenografía, vestuario, utilería, luces, sonido, prensa, difusión y todo lo que tiene que ver con la producción del mismo. Conformamos un excelente equipo y me siento orgulloso de eso, en la dirección esta Diego Del Valle, que lleva adelante un trabajo riguroso, prolijo, metódico. Lo conocí hace treinta y cinco años aproximadamente, él era un adolescente inquieto y yo un actor principiante. Indudablemente creció un montón, es un gran director, por eso le confié este proyecto. En el elenco estamos Fernando Miró, Tati Pechi, Camila Paulo y yo. Generamos una energía de mucha confianza, familiaridad y entrega. Trabajamos con pasión y entusiasmo. Estoy seguro que el público lo va a percibir y le va a gustar.

9 ¿De qué trata la obra?
“Conversación Nocturna” se estrenó en 1994 en el Teatro General San Martín bajo la dirección de Rubens Correa y Javier Margulis, tuvo gran éxito en las temporadas 94´y 95´. En Buenos Aires no se volvió a representar, así que de alguna manera podemos decir que es un reestreno en la ciudad. Es una obra intrigante, bordea lo absurdo, la comedia, el costumbrismo y la locura. El devenir de esta pieza nos lleva a reflexionar hasta qué punto se puede ser víctima y victimario de sí mismo. Hasta donde llega esta victima para convertirse en victimario de otro. Noches de insomnio… la fijación de una idea paseándose por la cornisa entre lo imaginario y lo real invita a caer en la locura. Conversación Nocturna nos muestra ese recorrido, como la proyección de un sueño sin tiempo ni espacio definido.

10 ¿Una vez que finalices con esta obra, cuál es tu próxima meta?
En julio comenzamos a ensayar “Crónica de un secuestro” de Mario Diament que estrenaremos en octubre. En este proyecto actúo y asumo el rol de productor. En esta obra hay tres personajes y conformamos el elenco Fernando Miro, Agustín Belloli y yo, en la dirección Diego Del Valle. Paralelamente integro el elenco de una película que está en etapa de pre-producción y no puedo dar más detalles por el momento. Estoy seguro que cuando la vean van a llorar, a reír, sentirán ternura y se enamorarán de los personajes. Para el próximo año tengo en carpeta una obra de teatro y voy a aventurarme a escribir una pieza teatral inspirado en una película.

11 ¿Cómo te ves a futuro?
Con suerte, con mucha y muy buena suerte, así me veo. Creo que la suerte es fruto del esfuerzo, la perseverancia y el trabajo metódico y constante. Cumplo con esos requisitos y me decidí a tomar las riendas de mi carrera. Quiero dedicarme de pleno a la actuación y no tener la necesidad de tener un trabajo para ganar dinero. Me imagino trabajando en cine, televisión y teatro y tomo las acciones cotidianas para que se vuelva realidad. Mi objetivo a mediano plazo es tener mi propio espacio cultural, una linda casona antigua con sala de teatro, salas de ensayo, un lindo patio para armar una milonga con música en vivo y el infaltable barcito adelante e invitarte para que disfrutemos juntos el hecho de haberlo soñado y expresado en esta nota y maravillarnos con el hecho de haberlo cumplido.

Redes

Facebook | Instagram | Twitter | YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribe To Our Newsletter

A %d blogueros les gusta esto: