Josefina Vera, la coach vocal de los programas de Tinelli, que conquistó las plataformas digitales con sus canciones

¿En dónde naciste y cómo fue tu infancia?
Nací en Capital Federal, soy bien porteña. Tuve una infancia muy tranquila y muy divertida. Crecí viviendo con mis padres y mis dos hermanos, aprendiendo a patear penales, armar rings de boxeo con colchones, y demás juegos que me hicieran compartir tiempo con ellos. También tuve que convivir con que a mis muñecas les faltara alguna pierna (se lesionaban jugando al fútbol según mi hermano mayor), o tuvieran algún cambio de look (mi hermano menor les pintaba y cortaba el pelo). Siempre estuve muy estimulada por el arte, ya que desde chica tuve la suerte de tomar clases de teatro, canto, danza y guitarra. También pasaba noches haciendo karaokes con mi mamá, e inventando programas de televisión y canciones con mi papá. Otra cosa que siempre me acompañó desde la infancia, fue la cocina. Siempre amé cocinar, y vivía anotando recetas que veía en la tele o consumiendo libros de cocina. Y obvio que cocinaba imaginando que conducía un programa de gastronomía jaja. Hasta los 18 años, tuve una vida alegre. Cuando terminé el colegio, eso se vio un poco interrumpido. Estando de vacaciones en el sur del país con mi familia, mi papá falleció de una forma repentina, podría decir que desde ese día, todos crecimos de golpe, pero siempre acompañados por mi mamá, que no sé cómo, pero nunca bajó los brazos. Siempre miró para adelante, siendo un gran ejemplo para mí. Suelo decir que siento la fortuna de tener un ángel en la tierra y otro en el cielo. Muy bien custodiada jaja.

¿Cómo llegaste a la música?

Llegué a la música un poco de casualidad. Si bien siempre me gustó cantar, y en mi familia casi todos cantan o tocan algún instrumento, de chica me enfocaba más en la actuación y la comedia musical. Tomaba clases de canto, pero era lo único que me daba vergüenza hacer en público. De hecho es muy loco que mi papá me pagaba las clases de canto y muchas veces me buscaba, pero nunca me escuchó cantar en un escenario. Sí me vio actuar y bailar en todos lados. En resumen, un día entré a una escuela de canto donde estaba “obligada” a cantar en vivo varias veces al año, y desde ahí no paré. Me di cuenta que lo que más quería estudiar era canto y música.

¿Cantás y componés? ¿Que/quienes te inspiran?
La mayoría de mis canciones son de mi autoría, de hecho el principal motivo por el cual arranqué a estudiar la carrera de música, fue sentir que me faltaban herramientas de composición musical. Quería lograr la mayor autonomía posible a la hora de componer. También trabajo con grandes músicos y compositores que en ocasiones me cedieron músicas de ellos para que versioné e interprete. Es un gran desafío y enriquecimiento aprender y compartir con gente de quien admiro su trabajo. En general me inspiran las historias, las letras que cuentan historias con las que me puedo sentir identificada. También me inspira mucho viajar a cualquier parte, salir de mi hábitat rutinario.

¿Cuándo debutaste profesionalmente y cómo fue esa experiencia?
Una experiencia que recuerdo cómo debut profesional, fue en el ambiente musical, en un rubro totalmente nuevo para mí, que fue al trabajar como coach vocal en programas de canto. Arranqué en Canal 13, para la productora Ideas del Sur. Era muy chica y no sé si era conciente del rol que ejercía, pero me lo tomaba con muchísima responsabilidad. Fue una gran escuela para mí. Eran jornadas de trabajo muy largas, recorriendo diferentes lugares del país, pero se me pasaban volando. Todo era aprendizaje. Gracias a esa experiencia, luego realicé ese trabajo en otros proyectos musicales televisivos y descubrí que también me encantaba el mundo de la producción musical

¿Tocás algún instrumento? ¿Quienes son tus referentes?
Mi instrumento principal es la voz, así que la entreno todo el tiempo. Tomé clases con profesores especializados en diferentes técnicas y géneros, y todo tipo de especialistas en la voz cantada, y actualmente lo sigo haciendo porque considero que es importantísimo mantener entrenado mi instrumento. También tuve la oportunidad de tomar clases con profesores que admiro en NY y Londres. A su vez estudié piano y guitarra, instrumentos que uso para componer, acompañarme al cantar y para entrenar a mis alumnos.
Mis referentes hispanos son Fito Páez, Natalia Lafourcade, Jorge Drexler y muchos artistas argentinos del rock nacional de los 80 y 90. Internacionales, Paul McCartney y Norah Jones principalmente, pero me encanta descubrir artistas más contemporáneos como Harry Styles o Taylor Swift.

¿Cómo definirías hoy tu estilo musical?
Definir mi estilo musical creo que es la pregunta que más me suele costar responder. Supongo que se debe a que tengo influencias de tantos géneros, que me cuesta encasillarme. Amo los boleros y el tango por ejemplo, amo la canción simple que cuenta una linda historia también y además me sale natural componer pop. Así que podría decirse que actualmente hago indie pop, con influencias bien latinas heredadas en parte por mi abuela colombiana Luz Orozco.

¿Cuáles fueron los mejores momentos profesionales vividos?
Los mejores momentos profesionales de mi carrera puedo decir que están relacionados al lanzamiento de mi primer disco “Amor Desvirtual”, en el que cantamos a duo con Ivonne Guzmán (ex Bandana y actual La Delio Valdéz). El primero y último día de grabación en el estudio, recuerdo sentir la sensación de “Lo logré, lo terminamos y me siento orgullosa del resultado”. Al presentarlo en vivo fue otro gran momento. Sacarlo al mundo.
Desde ese día, mis canciones ya son de quien quiera oírlas, de quien quiera viajar con ellas. Y por último, otro gran momento fue, en pandemia, cuando convoqué a diferentes artistas de la música que admiro, a participar de un video colectivo de un tema de mi disco. Me sorprendió la cantidad de gente que se sumó a grabarse en sus casas, desde sus respectivas cuarentenas, a cantar mi canción. Fue muy emocionante ir recibiendo todos esos videos.

¿Cómo está tu carrera en el presente?
Siento que está en un constante crecimiento y sobre todo movimiento. Me encuentro muy inquieta, con ganas de hacer cosas distintas, de trabajar con gente que admiro, de nutrirme más del trabajo en grupo. Siempre fui autosuficiente, y quizá me daba vergüenza compartirme o abrirme un poco desde mi arte, y hoy tengo muchas ganas, y por suerte lo estoy haciendo, de grabar y trabajar sobre todo con otras mujeres músicas muy talentosas.
También estoy por estrenar varios videos que estuvimos haciendo con extraordinarios músicos. Estoy tratando de manejar mi ansiedad jajaja

¿Con qué soñás a futuro? ¿Cómo te ves en unos años?
Mi mayor sueño es recorrer el país y otros países de habla hispana con mis canciones. Tengo muchas ganas de viajar cantando después de dos años de pandemia.
En un futuro me veo cantando, pero también produciendo voces de otros artistas tal como hice con muchos modelos y actores del medio.

¿Qué es la música para vos?
La música para mí, y el arte en general, es mi mayor canal de expresión y sobre todo de sanación. A los 25 años me diagnosticaron cáncer de mama, y recuerdo que mi mayor aliada para sobrellevar el tratamiento, fue la música. Yo estaba estudiando música en ese momento, dando clases de canto y preparando shows, y lo que más me despejaba la mente, me llenaba y me mejoraba el humor, era sentarme a estudiar, ir a ensayar, siempre entendiendo que había algunas limitaciones físicas que debía tener en cuenta. Pero puedo afirmar que nada me hacía mejor que seguir en contacto con la música. Hoy por suerte estoy recuperada y con el alta definitiva, pero no me canso de recomendar que en situaciones complicadas, conectarse con el arte desde el lado que sea, sana.

INSTAGRAM @josefinamvera (Josefina Vera)
YOUTUBE Josefina Vera
TWITTER @josefinamvera (Josefina Vera)
SPOTIFY Josefina Vera

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: