Xi y su incesante llamado a la cooperación sanitaria mundial

También expresó su esperanza de que China y la OMS puedan trabajar más estrechamente para ayudar a promover la medicina y los productos médicos chinos en los mercados extranjeros, y ayudar conjuntamente a los países africanos a mejorar su control de enfermedades y sistemas de salud pública para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

BEIJING, 7 abr (Xinhua) — Durante los últimos siete años, el presidente chino, Xi Jinping, ha subrayado en varias ocasiones la importancia de la cooperación sanitaria mundial, y ha expresado el apoyo de China a las organizaciones internacionales de salud y la determinación del país de ayudar a mejorar la gobernanza sanitaria mundial.

Sus comentarios sobre la salud pública mundial en los últimos años, especialmente en los últimos meses, se han vuelto particularmente significativos cuando los países de todo el mundo celebran el Día Mundial de la Salud 2020 el martes, en medio de una pandemia de COVID-19.

En 2013, durante una reunión con la entonces directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, en Beijing, Xi dijo que China continuaría mejorando la salud pública y la cooperación con la OMS.

También expresó su esperanza de que China y la OMS puedan trabajar más estrechamente para ayudar a promover la medicina y los productos médicos chinos en los mercados extranjeros, y ayudar conjuntamente a los países africanos a mejorar su control de enfermedades y sistemas de salud pública para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

En marzo de 2015, Xi señaló en una reunión en la provincia china de Hainan con Bill Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, que prevenir y controlar las epidemias es un desafío común para la comunidad internacional y requiere el fortalecimiento de la cooperación internacional en el control conjunto.

Dos años más tarde, durante un viaje a Suiza, Xi realizó una visita especial a la sede de la OMS, en la que fue testigo, junto con Chan, de la firma de un memorando de entendimiento entre China y la OMS comprometiéndose a intensificar la cooperación sanitaria en el marco de la iniciativa de la Franja y la Ruta propuesta por China.

Durante la reunión con Chan, Xi señaló que China está dispuesta a mejorar la cooperación con la OMS para implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y ayudar a otros países en desarrollo.

También en 2017, en su carta de felicitación a una reunión de ministros de Salud del grupo BRICS, Xi pidió a las partes relevantes que estudien el trabajo en el campo de la medicina tradicional y realicen esfuerzos conjuntos para abordar los desafíos en el campo de la salud pública.

“Es nuestra buena visión común que todos gocen de buena salud”, dijo en la carta.

En los primeros meses de 2020, que han presenciado un aumento de casos de COVID-19, Xi ha aprovechado cada oportunidad para reiterar su llamado a la cooperación mundial de salud pública contra el virus.

El presidente chino, Xi Jinping, se reúne con el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing, capital de China, el 28 de enero de 2020. (Xinhua/Ju Peng)

Al reunirse con el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en Beijing en enero, Xi dijo que China otorga gran importancia a la cooperación con la OMS y está lista para trabajar con la organización y la comunidad internacional para salvaguardar la seguridad de la salud pública regional y mundial.

En febrero, en una carta de respuesta a Gates, Xi escribió: “Estamos decididos a proteger la vida y la salud del pueblo chino y los de todos los países del mundo. Estamos decididos a hacer nuestra parte para defender la seguridad de la salud pública mundial”.

En marzo, cuando la lucha global contra el virus entró en una etapa crítica, Xi destacó la necesidad de la cooperación internacional en salud no solo en varias reuniones nacionales sobre prevención y control de epidemias, sino también en conversaciones telefónicas con líderes extranjeros y jefes de organizaciones internacionales, así como en eventos globales como la Cumbre Extraordinaria de Líderes del G20.

El 12 de marzo, Xi habló por teléfono con el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, e instó a la comunidad internacional a tomar medidas urgentes y llevar a cabo una cooperación internacional efectiva en la prevención y el control conjuntos, a fin de formar una fuerza fuerte y coordinada para vencer a la enfermedad.

China está lista para compartir su experiencia con otras naciones, llevar a cabo investigaciones y desarrollos conjuntos de medicamentos y vacunas, y ofrecer tanta ayuda como sea posible a países donde la enfermedad se está propagando, señaló Xi.

Varios días después, hablando en una reunión del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China, requirió una cooperación más estrecha con la OMS para fortalecer el análisis y la predicción de los cambios en la situación de la epidemia mundial, y mejorar estrategias y políticas para hacer frente a los riesgos importados.

El 21 de marzo, en una conversación telefónica con su homólogo francés, Emmanuel Macron, Xi subrayó que la seguridad de la salud pública es un desafío común que enfrenta la humanidad.

Declaró que China está dispuesta a realizar esfuerzos concertados con Francia para mejorar la cooperación internacional en la prevención y el control de epidemias, apoyar a la ONU y la OMS, que desempeñan un papel central en la mejora de la gobernanza mundial de la salud pública y construir una comunidad de salud común para la humanidad.

Tres días después, hablando por teléfono con el presidente de Kazajistán, Kassym-Jomart Tokayev, Xi resaltó que en la batalla contra la actual crisis de salud pública mundial, la urgencia y la importancia de construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad se han vuelto aún mayores.

El 26 de marzo, en su discurso de apertura en la Cumbre Extraordinaria de Líderes del G20 por video, Xi expresó que es imperativo en ese momento que la comunidad internacional fortalezca la confianza, actúe con unidad y trabaje en conjunto en una respuesta colectiva.

Pidió a los miembros del G20 que ayuden conjuntamente a los países en desarrollo con sistemas de salud pública débiles a mejorar la preparación y la respuesta, y a mejorar el intercambio de información contra la epidemia con el apoyo de la OMS y promover protocolos de control y tratamiento que sean integrales, sistemáticos y efectivos.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com