Violencia Obstétrica: La excepción que debería ser la norma

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 52 segundos

La violencia obstétrica, enmarcada dentro de la ley 26.485 como el trato deshumanizado y la patologización del embarazo y el parto por parte de los profesionales de la salud, es tal vez la violencia de género más sistemática, cotidiana e invisibilizada. Un flagelo que, tanto a nivel nacional como internacional es considerado por la OMS como un grave problema de salud pública.

Desde el Observatorio de Violencia Obstétrica (OVO), propulsado por la agrupación Las Casildas, nos hemos propuesto no sólo visibilizar esta problemática, sino también dar voz a las alternativas y propuestas que demuestran que nacer y parir con la garantía de que nuestros derechos son respetados es posible. Así llegamos a la Maternidad Estela de Carlotto (MEC), una institución pública que trabaja en red dentro de un gran corredor sanitario (integrado por el Hospital Mariano y Luciano de la Vega y el Hospital Nacional A. Posadas), la cual se funda desde el paradigma del parto respetado y bajo el amparo de la ley 25.929 y que demuestra día a día, nacimiento tras nacimiento no sólo es posible, sino que es lo que verdaderamente corresponde y que se trata del paradigma de atención que mejores resultados tiene a la hora de garantizar el bienestar materno fetal.

 

El primero de octubre desde OVO lanzamos una encuesta (virtual y presencial) sobre la atención al parto/cesárea en Argentina, con un muestreo de 1040 mujeres realizamos el primer corte para presentar datos preliminares. Si comparamos estas cifras, con las estadísticas de la Maternidad, sobre un total de 826 nacimientos a octubre del presente año nos encontramos con estos números que hablan por sí solos, más a la luz de los indicadores de la OMS:

 

  1. Libertad de movimiento:
  • Encuesta OVO: NO 81.3%
  • MEC: SI 100%

 

  1.  Acompañamiento por una persona de su elección
  • Encuesta OVO: durante el trabajo de parto: SI 77%  Durante el parto/cesárea: SI: 66%  Durante el post parto: SI 88%
    MEC: durante el trabajo de parto, parto y post parto: SI 95%
  1.  Estimulación con oxitocina sintética:
  • Encuesta OVO: uso de oxitocina intraparto SI 51.1% (es importante recalcar que la OMS plantea como estándar entre un 5 – 10%)
  • MEC: el uso de oxitocina está reservado para el alumbramiento con una dosis de 1.6 ampollas por mujer.

 

  1. Asesoramiento y facilitación de la lactancia:
  • Encuesta OVO: 40% de mujeres manifiestan que NO recibieron ayuda con la lactancia, 30% de mujeres manifiestan que a sus hijas o hijos les dieron formula durante la estadía en la institución
  • MEC: Lactancia exclusiva en el primer control del niño sano: 76.5%

Estos son solo algunos indicadores, pero que dan cuentan sin lugar a dudas de la diferencia abismal en las prácticas y concepción del parto/nacimiento. Desde el OVO reivindicamos y celebramos la existencia de la MEC y la labor que vienen haciendo. Se trata, a nuestro juicio de una Maternidad líder y modelo en una concepción de atención basada en la garantía de los derechos sexuales y reproductivos de las y los usuarias/os y en las recomendaciones de la medicina basada en evidencia en lo que al parto/nacimiento se refiere, pero ante todo estamos frente a una institución abierta a las devoluciones y propuestas de la comunidad y a replantear siempre sus prácticas para mejorar su atención y servicio en todos los niveles, haciendo honor a su lema “nacer mejor, es vivir mejor”.

Mail de contacto OVO: observatorio@lascasildas.com.ar

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com