Uruguay tiene “relativo control” de pandemia de COVID-19, asegura grupo asesor científico

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 30 segundos

Uruguay muestra un “relativo control” de la pandemia de COVID-19 y debe superar el invierno austral en esa situación, señaló hoy el Grupo Asesor Científico Honorario del presidente de la República, Luis Lacalle Pou.

En conferencia de prensa desde la sede del Poder Ejecutivo, en Montevideo, el bioquímico Rafael Radi, coordinador del Grupo, dijo tras una reunión con Lacalle que el país tiene “un relativo control sobre el fenómeno biológico y epidemiológico, hasta el momento”.

Mencionó que el número básico de reproducción de Uruguay (R0), que acumula desde el 13 de marzo 746 casos de COVID-19, 20 de ellos mortales, está “por debajo de 1 y eso es un elemento fundamental para el control de la infección”.

“Tenemos una serie de 12 días seguidos con menos de 10 casos activos diarios reportados”, explicó.

El experto enfatizó también que en la “apertura progresiva” de algunas actividades se debe desarrollar un “monitoreo y seguimiento estricto”,  porque cada reapertura “implica una posibilidad de riesgo”.

Si bien la “circulación comunitaria es baja, la salida de colectivos a la interacción social genera escenarios de posible contagio”, y una situación epidemiológica controlada “se puede descontrolar en cuestión de días o semanas”, advirtió.

Hasta el momento, la herramienta “más potente” es el “distanciamiento físico sostenido”.

Consultado sobre el retorno de las clases presenciales en la enseñanza primaria, que Lacalle  anunciará hoy, Radi señaló que “es un tema complejo”, y que según la evidencia internacional disponible “el impacto del cierre de las escuelas sobre el desarrollo de la enfermedad más bien es bajo”.

Eso debe confrontarse con los impactos educativos, nutricionales y de salud mental que provoca el cierre de las escuelas, por lo que “el gobierno tendrá que tomar decisiones”, indicó.

Para el bioquímico, la meta debe ser “superar el invierno con la pandemia controlada”.

En tanto, el ingeniero Fernando Paganini aclaró que el grupo de expertos no maneja “un número mágico” de contagios que haga revertir las medidas de reapertura.

“Se trata de ver la evolución de la secuencia de casos, estimar la tendencia y realizar proyecciones hacia adelante”, resumió.

La práctica al aire libre de ocho deportes (atletismo, ciclismo, gimnasia, tenis, pelota, tiro al arco, vela y canotaje) quedó habilitada el sábado pasado cumpliendo con estrictos protocolos sanitarios.

Uruguay está en un proceso de normalización de algunas actividades, que incluyó el retorno de la construcción, buena parte de las escuelas rurales, los comercios y las oficinas estatales.

Tras decretarse la emergencia sanitaria con la detección de los primeros casos, se definió la prohibición de los espectáculos públicos, la suspensión de las clases de la enseñanza y el cierre de los grandes centros comerciales, y se exhortó al “aislamiento social”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *