Un viaje musical llamado Marisa Monte

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 26 segundos

La cantante Marisa Monte en su paso por el Gran Rex, Buenos Aires.

Sin lugar a dudas, @MarisaMonte ya tiene un lugar de privilegio entre el público argentino, no sólo por su voz y su carisma innato que hipnotiza a todo ser que se jacte de llamarse humano sino también para acercarse con su arte a la gente y la manera de generar y hacer vivir la experiencia de estar en un clima que hasta quien no sabe ni una sola palabra de portugués puede entender absolutamente cada estrofa de lo que esta artista interpreta.

Acompañada por nueve músicos, sus parceiros, muchos de ellos ya históricos y hasta amigos como Dadi o Carlos Trilha en un marco escenográfico mágico, con sonido puro y cálido presentó su último trabajo “O que você quer saber de verdade”. De esta forma comenzó un viaje musical por más de 20 canciones.
A sala colmada, el Gran Rex fue el lugar donde se pudo ver a una Monte no sólo con su clásico interés por lo artístico y musical sino también incorporando versiones más traídas hacia el estilo musical de este último album, así por ejemplo un Infinito Particular no dejó más que la totalidad de la sala en un aplauso cerrado.
Asimismo, dejó ciertas licencias en su repertorio, la canción que valida esto es Sono Come tu mi Vuoi, de la cantante italiana Mina, recordando su paso de juventud por ese país en el que viviera casi por un año para estudiar canto lírico, pero desistió del género y pasó a cantar música brasileña, acompañada por varios amigos que la vida y que con los viajes le fueron brindando y dando forma a su universo particular.
Otro momento de intimidad entre el público y Monte fue cuando preparada para cantar ECT recordó con “saudade” a su amiga Cassia Eller, cantante muy reconocida en Brasil y fallecida en 2001.
Para finalizar recurrió a los éxitos que en compañía de los presentes cantó e hizo cantar recordados temas como Velha InfanciaJá Sei Namorar para culminar en un coro conjunto con Amor I Love You.
El viaje musical terminó por Argentina pero seguirá en los coros de la gente que cantará sus temas como en el recital, como siempre lo hace cada vez que Monte se presenta en Argentina, porque seguramente el viaje musical tendrá en algún momento otra nueva parada en este país para volver a escuchar a esta artista, heredera del Tropicalismo con su inconfundible voz ronca pero que cuando canta trasporta a quienes la escuchan a otro mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *