Tradición argentina en Coconut Grove

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

La Cabrera, la reconocida casa de carnes argentina, celebró la apertura de su segundo local en Miami, ubicado en 2895 McFarlane Rd, a solo metros del famoso centro comercial al aire libre CocoWalk en el prestigioso barrio de Coconut Grove. El nuevo restaurante abrió sus puertas en julio, ofreciendo a la comunidad local y a los visitantes la oportunidad de disfrutar de una auténtica experiencia gastronómica argentina en el corazón de Miami.

Desde su fundación en 2002 en Buenos Aires, La Cabrera ha sido sinónimo de excelencia en la gastronomía argentina. Este nuevo establecimiento en Coconut Grove no es la excepción ya que ofrece a los comensales la misma experiencia única que ha hecho famosa a la casa de carnes: una combinación perfecta de menú, ambiente y servicio.

Los visitantes pueden disfrutar de una amplia variedad de cortes de carne de alta calidad, incluyendo Angus, Hereford y Wagyu. La excelencia en la selección y preparación de la carne es un sello distintivo de La Cabrera, garantizando una experiencia culinaria inigualable. Además, el restaurante cuenta con una carta de vinos cuidadosamente curada para complementar a la perfección cada plato, así como una distintiva selección de postres.

“Estamos muy emocionados de haber abierto nuestro segundo local en Miami”, expresó Gastón Riveira, chef, dueño y fundador de La Cabrera. “Miami es una ciudad vibrante y cosmopolita, y estamos seguros de que nuestra nuestra pasión por la carne y la buena cocina seguirá siendo muy bien recibida por los residentes y visitantes”.

La apertura de este nuevo local representa un hito significativo en la expansión internacional de La Cabrera. Desde el primer restaurante en el barrio de Palermo, La Cabrera ha crecido hasta contar con más de 28 locales en todo el mundo, incluyendo países como Chile, Colombia, España, Filipinas, México, Paraguay, Perú, y Estados Unidos. Cada local de La Cabrera mantiene la esencia y la tradición argentina, adaptándose a las características y preferencias de cada región sin perder su autenticidad.