Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Un hotel boutique en el corazón de Paddington, una de las zonas con más vida de Londres. Se trata del nuevo Grand Hotel Bellevue, inaugurado este mes de marzo y que llega para añadir aún más lujo al grupo hotelero francés Lignée. Fundada en 2012, la colección cuenta con otras cuatro propiedades, La Maison Favart y Le Narcisse Blanc Hôtel & Spa, ambas en París, Château Soucherie, en la región vinícola de Angers, y YNDO Hôtel, en Burdeos.

El hotel Grand Hotel Bellevue ocupa cinco pisos de una histórica casa victoriana, ubicada directamente frente a Norfolk Square Garden, uno de los parques con más encanto de la región de Westminster. La firma del diseño de interiores es de Fabrizio Casiraghi, un arquitecto milanés que ha ganado numerosos premios por su trabajo; en 2022, la revista Architectural Digest lo incluyó entre los 100 mejores diseñadores del año. Casiraghi concibió el hotel como un hogar íntimo, inspirándose en el contraste entre la elegante fachada del edificio y la ubicación, un barrio en constante evolución.

Según él, la casa fue imaginada como la residencia de una pareja ecléctica de Londres, una narrativa que se convirtió en el punto de partida para la construcción de la identidad del hotel. Un aristocrático inglés y su esposa globetrotter amante de la arte contemporánea, que decoran su hogar ya sea de forma sofisticada, indicando un lado más clásico, o con colores atrevidos y modernos, representando la identidad más creativa de sus residentes.

Los huéspedes son recibidos en el lobby en un ambiente que marca la pauta de la estética del Grand Bellevue: los muebles antiguos sugieren una casa inglesa tradicional, si no fuera por el tono naranja de las paredes que le dan al espacio una energía contemporánea. En las 60 habitaciones disponibles todo está hecho a medida en madera oscura, que adquiere un aspecto elegante con la presencia de alfombras y cortinas en tonos suaves, además de la luz natural de los grandes ventanas y elementos arquitectónicos originales.

El alojamiento varía entre las Cabin Suites, un espacio más compacto inspirado en las cabinas de barcos y diseñado para ser un lugar cómodo y funcional para los huéspedes, y las Suites Ejecutiva y Deluxe, que pueden recibir hasta tres visitantes. La Grand Norfolk Suite, que mide 35 metros cuadrados, es la habitación más grande del hotel. Con techos altos, grandes ventanas francesas y vistas a los jardines, la suite Norfolk representa a la perfección la tradición y la estética británicas. Todas las habitaciones están equipadas con comodidades de Floris London, una célebre marca de cosméticos británica lanzada en 1730, y los huéspedes tienen acceso las 24 horas del día al gimnasio Nohrd.

El espíritu enérgico del Grand Hotel Bellevue culmina en el bar Pondicherry, ubicado en la planta baja del hotel, junto al lobby y abierto a la ciudad, brindando la sensación de un bar íntimo para miembros. Para este espacio, el arquitecto Fabrizio Casiraghi eligió una paleta atrevida con un tono amarillo brillante en las paredes, rematada con ricos tapices creados en colaboración con la diseñadora de moda estadounidense Emily Bode. Inspirado en las conexiones británicas con la India, el tapiz de color azul intenso está adornado con motivos que hacen alusión al sur de Asia, con elefantes y tigres, así como hombres vestidos con trajes tradicionales, añadiendo un rico elemento de color al espacio. El bar Pondicherry ofrece un menú de temporada y está abierto desde primera hora de la mañana hasta altas horas de la noche, para momentos de relax después de un paseo por la ciudad.

Cerca de las principales atracciones de Londres pero lejos del ajetreo y el bullicio de la ciudad, el Grand Hotel Bellevue es el destino ideal para viajeros exigentes que aprecian la comodidad y el estilo. El hotel está a sólo 15 minutos del aeropuerto de Heathrow y de la estación de St. Pancras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *