Tres ideas para tener las mejores vacaciones

El primer mes del año siempre significa menos tráfico en las calles, más calor, por lo que los colores claros toman protagonismo en la indumentaria, y los distintos grupos de amigos y familias parten hacia diversos destinos. Como suele ser recomendado, muchos deciden planificar sus vacaciones con meses de anterioridad; pero también están aquellas personas necesitan un poco más de ayuda o planifican a último momento.

En este marco, desde  Linio desarrollaron una serie de ideas sobre las cuales se pueden organizar de manera rápida un itinerario de vacaciones para aprovechar el aire libre, la naturaleza y exprimir al máximo cada minuto de ocio.

Roadtrip

Un roadtrip es un viaje en auto con múltiples destinos, y múltiples posibilidades. Lo importante de este estilo de vacaciones no es llegar a un destino específico, sino toda la experiencia y las paradas que se van haciendo en el transcurso. El itinerario cuenta con muchas horas en ruta, por lo que es ideal para disfrutar de charlar, comer, vivir experiencias divertidas y escuchar música, entre otros. Cada minuto es parte de la experiencia, y no un simple medio de transporte.

Las claves para elegir un roadtrip:

  • Es mucho más flexible que viajar en un transporte público. No hay que estar buscando micros que se ajusten a los horarios que disponga cada uno; no hay que correr con los tiempos; y es posible realizar todas las paradas que uno quiera.
  • Al no depender de otros, se puede aprovechar mucho más. No hay experiencias que puedan perderse por falta de tiempo, o pueden surgir planes improvisados sin ningún inconveniente.
  •  Es posible dormir en un hotel sobre la ruta, o incluso acampar en lugares increíbles, ya que en el auto se puede llevar todo lo necesario sin la preocupación del espacio, ya sea una heladerita, una carpa o un termo para el mate.
  • La personalización de la experiencia es lo más destacado, porque se puede parar en cualquier lugar y momento. Y justamente son en esas sorpresas que depara el camino, en donde se construye un gran viaje.

Playa

De todas las opciones, las vacaciones en la playa tienen un encanto particular, y por algo son el sinónimo predilecto de las vacaciones. El sol, la arena y el sonido de las olas, conforman un ecosistema que tiene un efecto terapéutico, además de otras razones por las que planificar dónde pasar los días libres deberían ser en la playa.

El porqué de las vacaciones en la playa:

  •   Bienestar mental. Está comprobado que sentarse a observar el mar ayuda a serenar la mente y reducir el estrés. El ser humano pareciera estar biológicamente diseñado para calmarse cuando se sienta en una playa y dejar que lo invada una sensación de paz aliviadora.
  • Aire Fresco. Muchas personas trabajan en algún tipo de oficina con iluminación artificial, por lo que es probable que pasen mucho tiempo sin entrar en contacto con aire fresco. Ante esta realidad, es recomendable sentir el aroma salado y dulce, la brisa fresca y la luz del sol que solo se experimentan en unas vacaciones en la playa.
  • Buena energía. En la playa todos están de shorts, camisetas sin mangas, trenzas y sombreros. La sonrisa y las bebidas frescas son prácticamente un requisito en estos lugares, en los que además siempre hay música en vivo y rica comida.
  • Actividades acuáticas. Snorkel, surf y paseos en moto de agua, son algunas de las actividades elegidas en el mar, por lo que se transforma como una gran área de juegos, además de que en la arena habrá otras opciones (deportes y juegos) para entretener durante horas. En definitiva, la playa ofrece mucho más que la posibilidad de broncearse, leer y dormir una siesta.

Camping

El camping es otra de las opciones a tener en cuenta si la idea es disfrutar de unos días de descanso bajo el abrigo de la naturaleza; también es una opción interesante si en el viaje hay mascotas. Aunque la oferta hotelera es cada vez más amplia, ir de camping sigue siendo una alternativa más clásica, que siempre cuenta con buenas razones para hacer de las vacaciones algo inolvidable.

Porqué irse de camping:

  •   La libertad y la paz de dormir bajo el cielo estrellado hace maravillas en el espíritu. Ir de camping es la mejor manera de adentrarse en el corazón de la naturaleza, con la carpa como refugio; y despertarse con los primeros rayos de sol es la mejor forma de empezar el día con energía.
  •  Mucho mejor de lo que parece. En los últimos años, ir de vacaciones a un camping puede ser igual de cómodo que ir a una cabaña, porque algunos ya ofrecen todo tipo de comodidades para que no sea necesario preocuparse de nada más que disfrutar de la estancia en un lugar rodeado de naturaleza. Carpas de óptima calidad, baños impecables con cómodas duchas y agua caliente, y hasta comedores, son solamente alguno de los nuevos servicios que se brindan en diferentes complejos en todo el país.
  •  Sustentabilidad. Definitivamente es la opción más eco-friendly de todas. Es una buena oportunidad para enseñar a los más pequeños sobre el respeto por la naturaleza y por el medio ambiente.
  •  Aventuras y más aventuras. Ir de camping siempre implica que algo inesperado es parte del viaje. Puede ser una tormenta o la entrada de un invitado no deseado (arañas, insectos, etc.) Pero estos solo pueden ser contratiempos que, a la vuelta, serán anécdotas para contar a los amigos sobre una experiencia de auténticos campistas.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com