¿Adiós a la Papada?

 

COOLSCULPTING

La tecnología de Coolsculpting, es capaz de solucionar uno de los mayores desafíos estéticos: lograr la eliminación selectiva de cúmulos de grasa localizada de forma no invasiva y sin dañar el tejido circundante. Este tratamiento  que ya ha demostrado ser un excelente aliado para combatir con éxito la grasa localizada de abdomen y piernas, hoy se presenta como alternativa para tratar la papada.

De la mano de Tecnoimagen, se presenta en Argentina el nuevo aplicador de Coolsculpting especialmente diseñado para tratar la zona de la papada. Se trata de una innovadora solución para tratar la grasa localizada. El CoolMini™ es lo más novedoso, seguro y efectivo a nivel mundial para destruir, en forma definitiva y selectiva, las células grasas por medio de la criolipólisis.

La papada es un tejido que va acumulado  grasa y perdiendo  tensión  con el paso del tiempo, acompañando el proceso natural de envejecimiento.  Es una zona problemática y muchas veces muy difícil de tratar con dieta o ejercicio. Aunque el estilo de vida y la genética también pueden desempeñar un papel importante en su formación, a diferencia de otras áreas en el cuerpo, la grasa submentoniana es imposible de ocultar debajo de la ropa.

 “La criolipólisis es un proceso por el cual se induce la destrucción de las células grasas (adipocitos) al bajar su temperatura”. La exposición al frío hace que los adipocitos colapsen y mueran. “Estas células pueden entonces ser naturalmente metabolizadas y eliminadas del cuerpo, permitiendo que el tejido vuelva a su apariencia primera”. El procedimiento de Coolsculpting es una forma efectiva y segura de tratar la adiposidad, sin intervención quirúrgica” afirma el Dr. Luciano Lanfranchi, médico cirujano, especialista en cirugía reconstructiva y estética de la Fundación San Rafael del Monte Tabor de Milán, Italia.

El tamaño, la forma y curvatura es lo que diferencia al CoolMini™ del resto de los aplicadores de CoolSculpting. El CoolMini™ ha sido diseñado específicamente para el tratamiento de pequeñas bolsas de tejido graso, como las que se forman debajo del mentón, -lo que comúnmente denominamos papada-. El tratamiento es indoloro, dura 60 minutos, no requiere tiempo de inactividad, y pueden verse los resultados en tan sólo tres semanas. Los beneficios completos se ven en dos o tres meses, cuando el cuerpo logra eliminar de forma natural los adipocitos de la zona.

MECANISMO DE ACCIÓN

  • Se comienza con el enfriamiento preciso  y controlado  de la zona  a tratar.
  • El frío se mantiene durante una hora para lograr que las células grasas colapsen.
  • Una vez enfriadas, las células grasas comienzan el proceso natural de eliminación (apoptosis) y éste continúa trabajando durante 3 meses.
  • La eliminación natural de las células grasas da como resultado una reducción natural de la capa grasa.

ADP

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com