Terrazas, jardines, patios y veredas: Gula porteña

Pesca_Doritamesasmuybaja

Ahora que las calles de Buenos Aires vuelven a ser un cálido lugar para sentarse afuera con alguna delicia en mano, las veredas, jardines, terrazas y patios de los restaurantes se transforman en puntos estratégicos. No solo de pan, sino de delicias sensoriales para la vista y el paladar, viven los porteños. Por eso conviene tener la guía de los mejores espacios verdes disponibles en la ciudad.

1893, vereda pizzera

Danilo Ferraz, pionero en Buenos Aires en cocinar una pizza sobre la parrilla, ahora aplica nuevas técnicas gastronómicas en su consagrada esquina de Villa Crespo, 1893.

Con una gran esquina sembrada de mesas en la ochava generosa y barrial, trae a los platos sus pizzas de vanguardia con cocciones al vacío, de masa rectangular y crocante. Emulsiones, infusiones, deshidratación, huevos a 63º y vegetales con sus propiedades y sabores intactos por la cocción al vacío en baja temperatura; todo plasmado en las nuevas propuestas primaverales de 1893.

Inspirado en los libros de Joan Roca, Thomas Keller, Dolly Irigoyen y Marina Kroppmann, Danilo Ferraz desafía el paladar porteño, para disfrutar ahora al aire libre, en sus mesas bajo las estrellas.

En Scalabrini Ortiz 701 (esquina Loyola)/ 4773 2951/ FB 1893

Consumo promedio: $100

Cocu, mesas afuera

Otra esquina palermitana muy estratégica es la francesísima boulangerie Cocu, nacida por el impulso de los jóvenes Anais Gasset, Adrien Verny y Morgan Chauvel y convertida en punto de encuentro obligado por sus preciadas piezas de pan y su cocina con aires de la campiña, que estrenará ahora mesas en la vereda, como brotes estacionales. El plus es un ambiente muy frecuentado por extranjeros, en donde se escuchan todos los idiomas al mismo tiempo.

¿En la mesa? delicadas cakes de zucchinis y parmesano o de nueces y tomates secos; pequeñas quiche de queso brie y brocoli, y sandwiches con los panes de la casa, rellenos de pollo, fiambres caseros, almendras, vegetales grillados, mozarella. Sino, ensaladas de verdes con salmón, semillas, repollo colorado, manzanas, tomates secos.

En Malabia 1510 (y Gorriti)/ 4831 4675/ www.boulangeriecocu.com/

Consumo promedio: $90

Circolo Massimo, terraza palaciega

A partir de la primavera, cuando los días se alargan y la cena se vuelve un objetivo lejano, el Circolo Massimo devela la intimidad de sus jardines y su terraza con una nueva costumbre: servir su flamante Gran Té Italiano. Con vermouth, limonada, agua mineral, sándwiches en focaccia, bruschettas capresse, grisines artesanales envueltos en prosciutto, cuadrados de manzana, brownies, muffins con chips de chocolate y scons con amapolas y mermelada, el té se convierte en anhelo goloso que sorprende.

Como marco, los jardines de la mansión Leloir con sus esculturas originales, sus árboles centenarios y la amplia terraza aristocrática proyectada por el arquitecto noruego Alejandro Christophersen.

Una buena forma de celebrar los aires primaverales en Buenos Aires, sin renunciar a los goces palaciegos porteños.

En Libertad 1264/ 4519-8049www.circolomassimo.com.ar

De lunes a viernes 17 a 19

Té italiano: $135 por persona

Club del Progreso, patio colonial

Como un oasis en pleno centro, con sus mesas al aire libre junto a la arboleda centenaria de la mansión que la familia Duhau usó como residencia, el restaurante del Club del Progreso inaugura su Jardín Victorino de la Plaza, con el patio colonial de piso en damero y gazebos blancos climatizados, rodeados de flores.

El flamante espacio propone todos los mediodías un menú con plato principal siempre distinto, pero ligado al gusto por las carnes y los sabores rioplateneses, que se renueva cada dos semanas. Sándwich de pastrami (carne de novillo ahumada con queso fundido y tomates confitados con salsa tártara) servido con verdes y cebollines; Ensalada de Verdes, zucchini, cherry, juliana de zanahoria, choclo tostado y vinagreta de Dijon; o Ribs de Cerdo. ¿El plus? Amplia carta de vinos y coctelería de excelencia.

Con nuevo servicio de camareros diseñado para la puntualidad del almuerzo de negocios o la conversación casual, el Club del Progreso suma un nuevo y muy verde espacio a las comidas porteñas.

En Sarmiento 1334/ 4372 3380/ 3350// www.clubdelprogresorestaurante.com

Consumo promedio: $200

Gianna, vereda gentil

Con una base de inspiración italiana y la dosis exacta de argentinidad en el plato, Gianna anuncia sus sabores de primavera, con toques itálicos y ritmos porteños, para disfrutar de una gran ochava con mesas al aire libre: Burratta, rúcula y jamón crudo; Provolone al horno de barro con tomatitos secos; Langostinos a la milanesa en salsa tártara. Y también ensaladas de estación con queso de cabra, nueces, salmón, naranjas, olivas, champignones.

¿Las pizzas más nacionales? Panceta a Caballo (con mozzarella, panceta crocante, huevo horneado y parmesano); Argentina (con salsa de tomate y Bolognesa de carne cortada a cuchillo); y Millonaria (con salsa de tomate, mozarella, pollo trozado, cebollita de verdeo y provolone).

Y si se trata de pastas, hay Spaghetti Primavera, que llega con salteado de vegetales; o Malfatti di Roma, con exquisitos pulpetines de espinaca en salsa rosa.

Para los días cálidos, Risotto Vegetariano, con berenjenas, zucchinis, tomate y brócoli. O una gran Bistecca Alfredo: bien argentina, trae un enorme bife de chorizo con fettuccine. En la misma línea folklórica, llega el Costillar de cerdo en cocción lenta al horno de barro, servido con papas rústicas.

Los postres son otro emblema local: un homenaje a los gustos nacionales consagrados en forma de Mongo Cookie (gigantesca galleta Oreo rellena de crema americana y bañada en salsa de dulce de leche), y Oreo Cheescake (con crema y helado de chocolate blanco).

En Quesada 1701 / Esq. Arribeños (Núñez)/ 47861990/gianna.trattoria@gmail.com/ FB: \GiannaTrattoria

Precio Promedio: $180

Abierto Martes a Viernes de 20 a 24/ Sábados y Domingos de 12 a 16 y de 20 a 24

La Pescadorita, mesas playeras

Con renovado júbilo marítimo, La Pescadorita anuncia su pesca de primavera, cuando las redes llegan más cargadas y la voluptuosidad de las aguas se vuelve manjar en sus mesas plantadas en la vereda, bajo toldos generosos. Cornalitos, Langostinos al hierro picantotes, Pescaito crispy del día. Y también Lenguado capresse en hojaldre y reducción de crema; Abadejo Tanito con salsa putanesca, crostón de papa y espinacas; Paella de mariscos y pescados o Cazuela con langostinos, pescado y frutos de mar. Al final, un postre inolvidable: Torta de chocolate Mississippi y crema montada.

¿El mejor maitre? Un Sireno rioplatense esculpido por el artista Marcos López, que custodia la entrada como una esfinge acuática. Y adentro, por supuesto, la Sirena, pero esta vez en forma de mural hecho por el artista Pablo Cortes, con melena rubia incluida. En el piso, venecita multicolor. En el techo, caracoles, estrellas de mar, lucecitas rojas y azules. En el aire, un delicado perfume oceánico tan sutil que revive incluso fantasías vacacionales, apoyadas por una escenografía de sillas de mimbre celestes.

En Humboldt 1905/ 4773 0070/ 4776 5653/ www.lapescadorita.com/ FB La Pescadorita
Consumo promedio: $220

Morelia, patio y vereda

Morelia es la pizza porteña y tan bien delineada que trae la frescura de su nueva carta creativa y vistosa, que con audacia propone, además de un nombre que remite a la ciudad mexicana más importante del estado de Michoacán, una gama de sabores poco ortodoxos, óptimos para una cerveza en mano, para ver pasar las horas en sus mesas en el patio o la vereda: Fontina (mozzarella, fontina, choclo, pimientos asados y albahaca frita); Salmón ahumado (con mozzarella y rúcula); Cebollas confitadas (con brie, pasas y nueces); Panceta (champignones saltados, mozzarella y queso fundido); Pizza blanca (con brie y tomates quemados).

Por supuesto, para desterrar nostalgias, también hay íconos pizzeros como Cuatro Quesos, Napolitana, Margarita, Fugazzetta y Provolone; entre sus casi treinta opciones, que contemplan incluso una Vegetariana, una “a la brasilera” con ananá, palmitos y salsa golf, hay variedades con queso de cabra y huevo duro.

Un buen comienzo pueden ser sus legendarias empanadas de carne cortada a cuchillo, o las bolivianas. También conviene conocer los Calzones Napolitanos y las picadas en tablita con los mejores fiambres y quesos nacionales.

Argentinos y multifacéticos, Danilo Ferraz y Javier Iribarren crearon Morelia casi para demostrar que además de un buen asado, se puede poner una magnífica pizza sobre la parrilla, incluso con un treinta por ciento menos de calorías que las tradicionales. Y hacerla menos previsible, con formato rectangular, finita, crocante y muy alejada de las clásicas italianas.

En Báez 260 (4772-0329)// . Humboldt 2005 (4772 5979)// La Lucila (Libertador 3499, 4799 7377). Abierto Mediodía y noche. 

Gasto promedio: $200

Pulpería Quilapán, patio de aljibe

La Pulpería Quilapán es un nuevo espacio para saborear comidas criollas, nacido de la mano de un francés cautivado por el terruño argentino, que propone además de sus salones de época, su gran patio colonial con aljibe incluido, para probar cerveza del Chañar de San Luis, licor de Algarroba del Valle de Traslasierra, salame del Tigre, quesos de Suipacha.

La Pulpería es una red que permite redescubrir la gastronomía y el patrimonio argentino a través de un Bar, un Almacén y un Club Social. Así, se pueden degustar buenos licores regionales, cervezas artesanales, vinos pateros, quesos y fiambres criollos, empanadas de varias provincias, platos regionales al horno de barro. Pero  también, disfrutar este espacio de encuentro entre vecinos, turistas y visitantes.

Instalada en una gran casona histórica de estilo colonial en San Telmo, la Pulpería tiene dos patios anchos, ladrillos a la vista, una chacrita y un jardín. También aprovecha los recursos naturales: un techo verde asegura la aislación térmica y sirve como parque para sus  gallinas y conejos, alimentados con desechos verdes de la cocina. Como curiosidad, se volvió a poner en marcha una cisterna de 1860, que recupera el agua de lluvia y la usa para los depósitos de los inodoros, el riego, y las canillas de servicio.

La pulpería también es un museo vivo de la cultura argentina: en todos los ambientes hay recortes de diarios, fotografías antiguas, grabados, pianola, gramófono, televisores a válvulas, discos de pasta.

En Defensa 1344 (San Telmo)/ 4307 6288/ www.pulperiaquilapan.com

Abierto de martes al domingo 8 am a 2 madrugada

Consumo promedio: $85 (mediodía)/ $250 (noche)

Raíces, mate afuera

Ahora que la tarde porteña ya se estira en días soleados y anochecer tardío, el tiempo y la gula dejan lugar para la nueva merienda suculenta de Raíces, en sus tranquilas mesas afuera, sobre su esquina de Saavedra: Mate para Dos, con churros, torta frita y bizcochitos de grasa caseros, que se siembran en las mesas como una primavera bien criolla.

Hay un solo requisito: reservar merienda un par de horas antes de llegar, porque todo se prepara en el momento y cada canastita con delicias se arma a la medida del comensal, con churros rellenos recién terminados en los sabores de cada pedido, y un kit de mate muy contemporáneo, en tonos rojos y bordó para cada mesa, donde se coloca el nombre del cliente.

La nueva carta de meriendas suma, para los nostálgicos, la bandejita de Tostadas de pan casero con mermelada, queso y dulce de leche, y las Medialunas de grasa o manteca calentitas. ¿Tortas? Crumble de manzanas, Cheese Cake de dulce de leche, y Tarta de peras y avellanas.

Quienes prefieran con su infusión, su licuado o su mate algo salado, sale el Tostado de lomito ahumado y queso, o los Huevos revueltos con panceta y tostones.

Como una gran casona familiar, Raíces despliega el encanto de merendar a la antigua, devolviéndole su espacio a una de las comidas más placenteras del día.

Crisólogo Larralde 3995 (Saavedra, Capital Federal) / 4541-4927/3198/ www.raicesccch.com.ar/ FB Raices Cocina Casera
Abierto de 9 al cierre, de lunes a sábados. Domingos de 9 a 17hs

Meriendas promedio: $70

 

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com