Mirar, tocar, oler, escuchar, saborear. El objetivo de esta propuesta que nos trae la gran Marina Becher es lograr estimular los cinco sentidos participando en la preparación de alimentos.

“Jugando se puede aprender a cocinar pero también a crear un acercamiento a las buenas costumbres alimentarias que le servirán a los chicos para toda la vida. De eso se trata, de que prueben, se ensucien, se rían y disfruten de lo que hacen.”

Cada clase  es unitaria. ¿Qué significa? Se comienza y se termina con el proceso de elaboración de los alimentos elegidos para ese día.

“La idea del Taller es recibir a los chicos y contarles lo que vamos a preparar, luego empieza  la etapa de higienizarnos, recogernos el pelo y ponernos el delantal. Nos acercamos a la mesa de trabajo, donde cada chico va a contar con su kit de cocinero, nos familiarizamos con los ingredientes, recordamos el paso a paso de la preparación, comenzamos a trabajar hasta el empaquetado para llevar a casa.”

Entre las numerosas recetas que aprenderán, habrá:  decoración de mini tortas y cookies, trufas con grana, bombones de cereales, panes, muffins, cake pops, rolls, pizzetas, mini tartitas y mucho más. El taller además incluye la degustación de lo preparado, descartables y bases de apoyo, ingredientes  para cocinar, herramientas para trabajar en la clase,  Kit del cocinero (Delantal, y recetas impresas) y 1 profesional y 2 ayudantes para asistir a los chicos.

Para más información sobre aranceles y horarios, escribir a hola@marinabecher.com.ar.