El maravilloso mundo de los spas, una tendencia que crece día a día

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 37 segundos

Por Romina Nicolino – Instagram: @rominanicolino

Hasta hace poco tiempo, los spas eran considerados un lujo inaccesible, placer de los Dioses, reservado para unos pocos.

En la actualidad, decenas de spas urbanos abren en ciudades para suplir la demanda de una población cada vez más enfocada en la búsqueda del bienestar. Incluso los hoteles, que antes veían en los spas, una mera amenidad que se debía brindar a los huéspedes, están comenzando a jerarquizar sus instalaciones, asignándoles un rol protagónico como unidad de negocios independiente y rentable.

Según cuenta la historia, el concepto original de Spa, se originó en tiempos del antiguo Imperio Romano, donde los legionarios buscaban descansar y sanar sus heridas en baños que construían en aguas termales y a cuyos tratamientos denominaban ̈Salus per Aquam ̈ o salud a través del agua.

No obstante, otra corriente de la cultura spa, señala la procedencia de la palabra, de la ciudad de Spa, en Bélgica, ciudad termal con fuentes minerales que se benefician con un fenómeno geológico excepcional y que durante el siglo XVI y gracias a las propiedades del agua (pureza, alta concentración en oligoelementos y baja mineralización), esta ciudad alcanzó gran fama y reconocimiento científico y cediese su nombre a los centros de Wellness o bienestar que hoy conocemos, como spa.

Relacionado entonces, en sus comienzos con la utilización de aguas termales y sus propiedades curativas, su evolución pasó de ser un espacio reservado al culto de la belleza, a un espacio para conectar cuerpo y alma, un lugar donde refugiarse de la rutina diaria y del stress.

Cada vez más hombres y mujeres escogen un hotel o resort ya sea para sus vacaciones o bien para viajes de negocios, en función de las comodidades y los servicios que ofrece su spa.
Hoy en día es casi imposible, alojarse en un establecimiento que no cuente con dichas características.

Una encuesta publicada hace un tiempo por la Cadena Hotelera Hilton demostró que el 50% de los encuestados aseguran que la existencia de un spa es un importante factor de decisión a la hora de escoger hotel ̈

Los spas urbanos, aquellos donde no se pernocta sino simplemente se visitan por el día, también ocupan un lugar preponderante en la rutina de quienes apuestan al bienestar como estilo de vida. Un masaje descontracturante, un tratamiento facial, un exfoliación corporal, incluso hasta tratamientos para atacar la celulitis y flaccidez, suelen ser los más solicitados a la hora de concretar la reserva.

Todo indica que tanto hombres y mujeres están dedicando parte de su tiempo y destinando parte de su presupuesto a sentirse mejor, a reencontrarse con uno mismo, independientemente del lugar donde se encuentren. El maravilloso mundo de los spas se ha tornado un lujo accesible, una tendencia que crece día a día y cuyo objetivo es mejorar nuestra calidad de vida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *