Solidaridad en tiempos de pandemia en México

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 21 segundos

El avance de la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) trastocó la vida en México, complicando la economía de muchas familias, pero también despertó la solidaridad y el ingenio de mexicanos para ayudarse en los tiempos difíciles.

   GOLPE ECONOMICO A LOS TRABAJADORES INFORMALES

Imagen del 24 de marzo de 2020 de un vendedor de fruta esperando por clientes en una calle, en la Ciudad de México, capital de México. (Xinhua/Francisco Cañedo)

   En México, donde el 56 por ciento de los trabajadores está en la economía informal, sin prestaciones ni seguridad social, la suspensión de actividades no esenciales decretada a finales de marzo para reducir la propagación del virus afectó a muchos mexicanos que dependen de sus ingresos diarios, como taxistas o vendedores.

   El taxista Gregorio Mejía, de 56 años, contó a Xinhua que sus ganancias se desplomaron 90 por ciento porque los oficinistas, turistas extranjeros y asistentes a los espectáculos en el Auditorio Nacional, en la Ciudad de México, desaparecieron por la cuarentena.

   Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el 1 de junio, la Población Económicamente Activa en México disminuyó en 12 millones de personas en abril ante el confinamiento, de las cuales 10,3 millones eran informales y el resto formales.

   Por su parte, Maribel Méndez, una vendedora de artesanías en el exterior del Museo de Antropología, platicó que se endeudaría para subsistir porque el usualmente bullicioso recinto cerró como parte de las medidas, igual que todas las instalaciones recreativas del país.

   “¿Miedo a la enfermedad? No. Incertidumbre, porque qué vamos a hacer sin trabajo”, expresó la mexicana de 47 años.

Imagen del 24 de marzo de 2020 de Gregorio Mejía, un conductor de taxis, portando una mascarilla mientras espera pasaje en una calle, en la Ciudad de México, capital de México.  (Xinhua/Francisco Cañedo)

   SOLIDARIDAD ANTE EL DRAMA POR LA COVID-19

   Ante los efectos económicos y sanitarios por la pandemia en México, las muestras de solidaridad se multiplicaron a lo largo del país.

   En el estado de Tabasco (sureste), el comerciante José Manuel Vázquez convirtió su puesto de alimentos en el centro de la ciudad de Villahermosa en una especie de comedor comunitario que regala hasta 500 platos de alimento a diario a personas que perdieron su empleo.

   “Todo se compensa en el momento que puedes poner en las manos de una persona un plato de comida y, con sus ojitos, un niño te lo agradece”, dijo Vázquez sobre las agotadoras jornadas para brindar raciones gratuitas.

   También en el sur mexicano, Jorge, de apenas 12 años y habitante del estado de Oaxaca, aprovechó el confinamiento y su afición por la tecnología para crear máscaras protectoras en su impresora 3D, las cuales costea con sus ahorros para donarlas al personal médico que lucha contra la COVID-19.

   “Me siento muy feliz al saber que estoy aprovechando este tiempo de mi cuarentena para poder ayudar a nuestros doctores que dan su vida por nosotros”, comentó el joven innovador.

   Igualmente en el campo de la innovación, la empresa mexicana XE Médica, dirigida por un ingeniero biomédico, desarrolló una cápsula de plástico sellada y operada por un controlador electrónico para el traslado de enfermos con la COVID-19, la cual ya utilizan instituciones médicas.

   Las muestras de solidaridad han incluido emotivos actos para animar a la gente en su confinamiento, como una serenata que músicos de Mariachi brindaron a las madres desde patrullas policiales que recorrieron calles de la Ciudad de México el 10 de mayo, Día de la Madre.

   AMISTAD ENTRE MEXICO Y CHINA ANTE LA PANDEMIA

 Imagen del 12 de mayo de 2020 de trabajadores descargando insumos médicos enviados desde China, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en la Ciudad de México, capital de México. (Xinhua/Xin Yuewei)

  Frente al desafío que ha supuesto la crisis sanitaria, México y China refrendaron su amistad colaborando en distintos niveles para enfrentar la pandemia.

   Especialistas de salud de la ciudad china de Dongguan, provincia de Guangdong (sur), compartieron su experiencia luchando contra la COVID-19 con personal mexicano en la ciudad de Tijuana, estado de Baja California (noroeste), a través de una larga videoconferencia a pesar de que la diferencia de horario entre ambas es 15 horas.

   A inicios de abril, el presidente de China, Xi Jinping, y su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, sostuvieron una llamada en la que alcanzaron un consenso para fortalecer la cooperación bilateral frente a la pandemia.

   Los gobiernos de los dos países colaboraron para tender a partir de abril un puente aéreo entre la ciudad de Shanghai y la Ciudad de México para abastecer de insumos médicos al personal mexicano en la primera línea de batalla, ante el avance de la pandemia en el país.

   China se esforzó al máximo para asistir en la provisión de mascarillas N95 y quirúrgicas, guantes, gafas protectoras, caretas y ventiladores comprados por México para los hospitales, a pesar de la alta demanda de los insumos médicos a nivel global.

 Imagen del 12 de mayo de 2020 del embajador de China en México, Zhu Qingqiao (i), saludando con el codo al secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard (d), durante la recepción de los insumos médicos enviados desde China, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. (Xinhua/Xin Yuewei)

  “México tampoco va a olvidar nunca que cuando necesitamos apoyo ustedes estuvieron cerca, eso sí cuenta en las relaciones”, dijo el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, el 12 de mayo al recibir el décimo vuelo cargado con insumos.

   Ese mismo día, el embajador de China en México, Zhu Qingqiao, señaló que los dos países son buenos amigos y socios, tras recordar que sociedad y gobierno mexicanos brindaron solidaridad a la parte china cuando atravesó los días más difíciles por la COVID-19.

   “Esta epidemia trae consigo una profunda lección para la comunidad internacional, en esta era de globalización todos los países son interdependientes entre sí y deben tener una visión de comunidad de destino de la humanidad para afrontar juntos los desafíos”, dijo el embajador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *