Sexta edición del Salón Vino de Altura de Buenos Aires

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 32 segundos

Los próximos miércoles 2 y jueves 3 de octubre tendrá lugar la sexta edición del Salón Vino de Altura de Buenos Aires, el encuentro que todos los años reúne a los vinos salteños con el público porteño. El evento se realizará en el Hotel Faena de Puerto Madero y durante la primera jornada se convocará a la prensa especializada e invitados de los canales de comercialización, que podrán visitar los stands a partir de las 16 hs hasta el cierre, a las 22 hs. En una segunda jornada, el jueves 3 de octubre, la feria será abierta al público a las 17 hs y su entrada tendrá un valor $250 por persona, con la cual se recibirá una copa para la degustación de los mejores exponentes de los vinos salteños en un ámbito inigualable.

Organizado por el Gobierno de la Provincia de Salta ―a través del Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable y el Ministerio de Cultura y Turismo― se propone, como cada año, la promoción de los vinos salteños a nivel nacional y el fomento del atractivo turístico que ofrecen los hermosos y diversos paisajes de la vasta provincia norteña.

Participan como expositores Bodega Vasija Secreta, Bodega Amalaya, Bodega Tukma, Finca Quara San Pedro de Yacochuya, Bodega Domingo Molina, Bodega El Esteco, Bodega Etchart, Bodega El Porvenir de Cafayate, Bodegas Nanni, Bodega El Transito, Finca Gualinchay. Como novedades este año, el Salón contará con dos nuevas bodegas, Bodegas Piattelli y Bodega Isasmendi, esta última de la zona del Alto Valle Calchaquí (Cachi).

Este año, el Salón también contará con un espacio destinado a la promoción de la Papa Andina, traída de la mano de la Fundación Alfarcito, cuya misión es la de descubrir, valorar y desarrollar las capacidades latentes de los habitantes y las comunidades de los cerros del departamento de Rosario de Lerma (Provincia de Salta), como alentar el desarrollo socioeconómico de esta región, para que los beneficiarios puedan descubrir en su tierra una opción sostenible para el arraigo definitivo.

Asimismo, El Bistró del Hotel Faena, el restaurante El Mercado y el Bar The Library ofrecerán menús y propuestas maridadas exclusivamente con vinos Salteños.

Historia y paisajes condensados en los mejores vinos

Los paisajes de los Valles Calchaquíes salteños son de un fuerte atractivo y combinan cerros, ríos de montaña y un límpido cielo azul. La comunión de condiciones excelentes de suelo, clima y altura, en conjunción con la mano del hombre y siglos de tradición, conforman un terruño con características únicas que da como resultado vinos con atributos típicos y diferenciales a partir de uvas que logran alcanzar un óptimo nivel de maduración y gran concentración de aromas y sabores. Vinos de gran personalidad expresan una identidad en la que la altura juega un rol preponderante, ya que la intensidad de la luz y la marcada amplitud térmica permiten una maduración óptima de las uvas, con mayor intensidad y tipicidad de los aromas varietales, lo que los convierte en vinos únicos en el mundo.

La historia de la vitivinicultura salteña se remonta al siglo XVII, cuando los jesuitas plantaron las primeras vides, y desde entonces los Valles Calchaquíes se convirtieron en una zona de viñedos y bodegas que producen vinos con altísimos estándares de calidad, combinando tradición con tecnología y una moderna enología con sobresalientes condiciones naturales.

Otro de los grandes atractivos de la Provincia de Salta es el turismo, ya que cuenta con diferentes circuitos de gran belleza que se combinan a la perfección con la vitivinicultura, lo que es plasmado en La Ruta del Vino, la más alta del mundo, que permite recorrer la región y sus paisajes y, al mismo tiempo, da la oportunidad de conocer una actividad productiva arraigada y rica en implicancias culturales e históricas, visitar establecimientos e interiorizarse en los procesos de producción y en los productos locales.

Son muy diversas las actividades ligadas con el turismo de aventura que ofrece la provincia y pueden realizarse desde cabalgatas, paseos en bicicleta, jugar al golf, hacer paseos y excursiones, hasta disfrutar de restaurantes con excelente gastronomía criolla, hoteles boutique temáticos, hosterías y fincas rurales, spas y tratamientos en base al vino o visitas a artesanos.

El Museo de la Vid y el Vino de Cafayate es un punto de atracción en sí mismo, ya que fue concebido y diseñado para promover el conocimiento, exaltar los sentidos y envolver emocionalmente al público con recursos estéticos y narrativos que lo transforman en un santuario único en la Argentina y Latinoamérica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *