“Rock N Chop” en el Templo del Rock

 

Obras: El Templo del RocK. Un escenario que trascendió sus dimensiones físicas y se convirtió en mito. La premisa de Isenbeck Rock n Chop es disfrutar del rock en vivo
y de un patio gastronómico espectacular junto a la cerveza helada posta,
en el Templo del Rock
”​

 

NOVIEMBRE 1978 fue el momento en el que el Rock conoció su casa, su hogar. Ese día, Charly García, Pedro Aznar, Oscar Moro y David Lebón (Serú Girán) encendieron la llama del Templo del Rock. A partir de ese hecho, el estadio de Obras Sanitarias empezó a respirar y a nutrirse, además de básquetbol, de música. De las voces y los sonidos de los máximos referentes nacionales e internacionales de la movida. 

La mole de Avenida del Libertador 7395, en el barrio de Núñez, vio nacer a bandas que marcaron épocas y formaron generaciones. Con el paso del tiempo, hacer un Obras significó vivir para siempre. Ganar un lugar en la eternidad, un antes y un después en el proceso de legitimación de una banda. 

Por su escenario y camarines dejaron huellas artistas y bandas como Charly García, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Andrés Calamaro, Soda Stereo (con Gustavo Cerati a la cabeza), Sumo, Pappo, Luis Alberto Spinetta, Rata Blanca, Los Piojos, Pastoral, Callejeros, La Renga, Los Fabulosos Cadillacs, Almafuerte y Hermética, entre otros. En el plano internacional, el estadio vio pasar a The Police, Ramones, B.B. King, Beastie Boys, Iggy Pop, Iron Maiden, James Brown, Kiss, Megadeth, Motorhead, Red Hot Chili Peppers, Sex Pistols, The Rasmus y Van Halen. La lista es interminable.

El Templo del Rock es un lugar único e inconfundible. Cada rincón guarda una historia distinta o recuerda algún recital inolvidable. La historia, en estos días, se sigue escribiendo… 

 

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com