¿Cómo prevenir una gripe?

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 15 segundos

Con la llegada del otoño y del frío, comienzan a aumentar los casos de gripe. Por esta razón el Dr. Alexis Benitez, médico del servicio de cobertura médica William Hope, elaboró una serie de recomendaciones para su prevención.

Algunos datos sobre la gripe

  • Se transmite fácilmente de una persona a otra.
  • Circula por todo el mundo y puede afectar a cualquiera sin importar la edad.
  • Alcanza su auge durante el invierno.
  • Puede ser causa de enfermedad grave y muerte en poblaciones de alto riesgo.
  • Es una infección vírica aguda, lo que nos recuerda que un virus no es una bacteria, y como los antibióticos no hacen ningún daño a los virus, el tratamiento contra la gripe apunta principalmente a aliviar los síntomas.

¿Cómo se transmite?

La gripe estacional se propaga fácilmente y puede extenderse con rapidez en escuelas, residencias  para mayores, lugares de trabajo y ciudades. Las micro-gotitas infectadas que expulsa la persona engripada al toser, estornudar, o solo hablar pueden ser aspiradas por otros que quedan así expuestos al virus, o bien  al contacto de superficies u objetos contaminados con el virus.

Prevención:

Se favorece la transmisión, a través de las manos infectadas, al tocarse la boca, nariz, u ojos; los ambientes cerrados, las habitaciones con mucha gente, etc. Para evitar la transmisión tener en cuenta: 

•       La higiene es eficaz para la prevención

•       Cubrir la cara al toser o estornudar (con el codo y antebrazo)

•       No compartir mate, vasos ni cubiertos

•       Mantener limpios los objetos de uso común

•       Evitar el contacto innecesario con personas engripadas

•       Evitar los cambios bruscos de temperatura

•       No fumar ni consumir bebidas alcohólicas, pues facilitan el contagio e incrementan la posibilidad de complicaciones

•       Tener un buen descanso

•       Ingerir abundante cantidad de líquidos

•       Lavarse frecuentemente las manos completas por lo menos durante 30 segundos

•       Utilizar alcohol en gel en manos y superficies, es un método desinfectante eficaz

Algunos consejos nutricionales que mantienen nuestras defensas altas y reducen riesgo de contagio:

Los alimentos que ayudan tanto al desarrollo como al buen desempeño del sistema de defensas  de nuestro organismo son los alimentos que contienen Cinc y Selenio.

  • El Cinc se encuentra en nueces, germen de trigo, lentejas, maní.
  • El Selenio en nueces, avena, cereales integrales, semillas de girasol.

También  la presencia de vitamina C favorece el estímulo del sistema de defensas anti infeccioso. Como alimentos fuente se destacan:

  • El kiwi (posee casi el doble de vitamina c que la naranja).
  • Los ya conocidos cítricos: naranja, mandarina, limón, pomelo.
  • El tomate, que posee una cantidad nada despreciable de dicha vitamina.

Algo a tener en cuenta, es que al preparar estos últimos alimentos mencionados se los debe consumir en un lapso no superior a los 15 minutos para no perder la biodisponibilidad de la buscada vitamina C.

Vacunas y prevención:

Si bien la mayoría de los afectados se recuperan sin necesidad de tratamiento médico, en los niños pequeños, las mujeres embarazadas y puérperas, los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas, la gripe puede presentar complicaciones y poner en riesgo la vida. Por este motivo, la vacunación es especialmente importante en las personas que corren mayor riesgo de sufrir complicaciones de la gripe y en aquéllas que viven con pacientes de alto riesgo, o que cuidan de ellos.

El Ministerio de  Salud de la Nación recomienda la vacunación de:

  • Personal de salud,
  • Embarazadas en cualquier momento de la gestación,
  • Puérperas: hasta 10 días después del parto, si no se vacunaron durante el embarazo,
  • Niños entre 6 y 24 meses ,
  • Niños y adultos de 2 años a 64 años con enfermedades respiratorias, cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos, trasplantados, personas obesas con índice de masa corporal mayor a 40, diabéticos, y personas con insuficiencia renal crónica en diálisis,
  • Personas que conviven o cuidan a enfermos oncohematológicos,
  • Personas mayores de 65 años,
  • Personas que conviven o cuidan a bebés prematuros menores de 1,5kg., entre otros

Se aplica anualmente pues otorga inmunidad por aproximadamente doce meses.

Asesoramiento:

Dr. Alexis Benitez, Médico de William Hope, servicio de cobertura médica.

M.N. 121.205

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *