Plataformas de estrés para que no e cuelquen las webs

El tráfico que generó a las plataformas webs la pandemia ha producido un inusual aumento de la actividad online y el crecimiento del comercio electrónico.

En un contexto donde los usuarios exigen respuestas rápidas y experiencias satisfactorias, el poder brindar una navegación óptima es un reto para las marcas.

Hoy las compañías incorporan soluciones con el objetivo de optimizar sus sitios web. Es clave asegurarse que las páginas online funcionen al 100%, a modo de entregar la mejor experiencia a sus usuarios.

Según datos de Google, los usuarios aguardan entre uno y tres segundos para que las plataformas respondan. De lo contrario, las abandonan o demuestran insatisfacción. ¿Cómo saber si el sitio se “cuelga” cuando muchos usuarios ingresan a él en simultáneo? ¿Cómo detectar puntos de mejora y elaborar planes de acción para brindar una mejor experiencia de navegación?

Atentus cuenta con una metodología propia y única en el mercado que mide el desempeño de una aplicación o plataforma web frente a distintos niveles de concurrencia durante un período de tiempo determinado.

El servicio consiste en una serie de pruebas de carga, también conocidas como pruebas de “estrés”, que determinan la capacidad de respuesta y la experiencia de navegación ante una alta concurrencia de usuarios simultáneos.

Esto es posible gracias a bots que generan una navegación automática y masiva, “estresando” la app o la plataforma en cuestión, con el fin de conocer su comportamiento y su reacción frente a múltiples sesiones al mismo tiempo.

¿Cómo se realiza el test?

Atentus, desarrolla su propio navegador, para así automatizar el proceso e interactuar de la misma manera que lo haría un usuario real, donde cada instancia se inicia sin caché.

Cuenta con una serie de pasos para la adecuada realización de las pruebas de estrés: la confirmación de la factibilidad técnica, ejecución del test de carga, realización de la prueba de estrés, el análisis de los resultados obtenidos y entrega de reportes al cliente para la toma de decisiones.

El estudio dura entre 2 y 5 horas. Se realiza en conjunto con el área técnica del cliente para producir cambios en tiempo real, por si la página se “cae” antes de lo previsto. Los inconvenientes más frecuentes que se detectan son insuficiencias para soportar una alta concurrencia de visitantes y un escaso ancho de banda de servidores (donde está alojada la aplicación o la base de datos).

La solución provee un registro en línea de la ejecución del servicio y reportes completos con los resultados de cada prueba que incluyen recomendaciones para poner en práctica. Conocer y mitigar los riesgos relacionados al mal desempeño de app y sitios web es fundamental en la actualidad.

Para ello, la instalación de estaciones de monitoreo en los data centers de los principales proveedores de servicios de Internet a nivel nacional e internacional es clave. Permite obtener, de manera objetiva, la capacidad de atención y la performance.

Comments

comments

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: