Minijuegos y Huevos de Pascua dentro de apps

Por Miguel Distéfano | @Eternauta

Aunque los jefes y varios padres (bueno, los modernos ya no tanto) se enojen, jugar un rato por día, incluso en horario de trabajo o estudio, no debería ser mal visto. Es más, un momento lúcido es necesario cada tanto para despejar la mente y retomar fuerzas para poder seguir adelante.

De esta manera, la mente se distrae pero a la vez debe superar un desafío, con lo cual se mantiene activa. Con esa premisa muchos programadores, tal vez agotados después de interminables jornadas delante de una o varias pantallas, diseñaron pequeños juegos como escape o respiro, incluyéndolos dentro de los productos que estaban desarrollando. Nada de gráficos sofisticados o tramas complejas. Directamente a los bifes. Abrir el juego y empezar a disparar, saltar, pegar, evitar choques, mover fichas, acomodar bloques, dar vuelta cartas, etc.

Algunas veces, esos juegos son bastante visibles, como un agregado que permite distraerse un poco de las tareas habituales, algo que se suele encontrar en los sistemas operativos. Otras veces, y tal vez como parte de la diversión, están ocultos dentro de las mismas aplicaciones y se transforman en “Huevos de Pascua” o Easter Eggs: trucos que solo pueden otros programadores o usuarios muy atentos.

Un poco de historia

Todo se remonta a la prehistoria de los juegos por computadora, es decir, a los comienzos de los años 80. El sistema operativo DOS que se empezó a incluir en las computadoras de escritorio de IBM venía con un juego llamado Donkey. La diversión consistía en conducir un auto y evitar atropellar a los burros que, vaya a saber uno por qué, se cruzaban peligrosamente por la ruta a cada rato. El juego fue creado por un joven que enseguida tuvo mucho que ver en la popularidad de la computación personal: un tal Bill Gates.

Unos años después, la competencia nacería en Sillicon Valley y llegaría incluso a estos pequeños juegos: de la mano de Steve Jobs nacía Apple, y su Macintosh 1.0 incluía Puzzle, un rompecabezas que había que armar con el mouse. En versiones posteriores fue reemplazado por el Chess o Ajedrez.

Por su parte, en las primeras versiones de Windows aparecería el Reversi, también conocido como Othello o Yang, juego de ingenio con fichas al que sucedería el ya mítico (para los que tienen más de 40 años, al menos) Buscaminas, juego en el que había que despejar un campo de minas explosivas y el solitario, versión digital del juego de cartas que se hizo famoso entre oficinistas durante los años 90. Uno de los últimos juegos que estaba incluido en las versiones de Windows de fines del siglo XX y comienzos del XXI (ME y XP) fue el Pinball, un poco más sofisticado visualmente.

Claro que los sistemas operativos no fueron los únicos en traer estos pequeños momentos de dispersión. Ya dentro de las aplicaciones, en el programa de planillas de cálculo Excel se incluyeron Huevos de Pascua en sus versiones 7.0 o 95 (que incluía un nivel del clásico Doom, con algunas modificaciones); la 8.0 o 97 (con un simulador de vuelo) y en la versión 9.0 o 2000, donde era posible encontrar un juego de carreras de autos. En Word 97, por su parte, siguiendo una serie de pasos se accedía a un pinball, mientras que en la versión 99 se podía jugar a una versión del Space Invaders.

El paquete de Microsoft no era el único con estas sorpresas, claro. OpenOffice traía al Space Invaders y a la famosa rana Froggie, entre otros juegos más o menos ocultos en su planilla de cálculo.

En la línea de ponerle un poco de diversión mientras se busca algo, ya van varios años desde que Google transformó su propio logotipo de su navegador en una suerte de plataforma de minijuegos cuando la ocasión lo requiere. Los llamados Doodles (https://www.google.com/doodles) muchas veces son minijuegos que se pueden disfrutar desde cualquier dispositivo. Así, por ejemplo, en 2010 decidieron lanzar una versión del Pac Man por su 30º aniversario (http://www.google.com/doodles/30th-anniversary-of-pac-man) que aún hoy puede ser jugado.

Y el navegador Chrome de Google incorpora un juego para esos momentos donde todo parece ir mal. Pensando en calmar la frustración de la gente cuando no hay conexión a Internet, los programadores de Google diseñaron para esos momentos a un simpático Tiranosaurio al que se lo puede hacer saltar sobre cactus que van apareciendo en el camino.

Minijuegos en apps

Actualmente, son algunas redes sociales, mensajeros y apps los que traen estos minijuegos, a veces bien visibles y otras veces escondidos, que sirven para estos descansos mentales o pequeñas distracciones.

Es así como algunas versiones de Android traen Huevos de Pascua. Por ejemplo, en la versión 6 Marshmallow hay que saltar con el androide entre las plataformas; en la 7 Nougat es posible coleccionar peces, gatos y en la 8 Oreo se puede estirar y arrastrar de acá para allá a un simpático pulpo.

Para acceder a esos juegos hay que ir, en las tres versiones mencionadas a Ajustes, Información del Dispositivo y luego Versión Android. En esta última opción hay que mantener apretada la pantalla un rato, hasta que aparezca el logotipo de la versión ocupando toda la pantalla. Después, pulsar varias veces seguidas hasta que aparece el minijuego.

Para hacerlo más sencillo, la app Android Easter Egg Collection (https://play.google.com/store/apps/details?id=kr.co.robin.android.easteregg) trae todos los Huevos de Pascua de Android.

Los mensajeros instantáneos ya de por sí ocupan bastante tiempo y atención, pero siempre se puede dedicar un momento para distraerse, especialmente en medio de las cataratas de mensajes de los chats de mamis. Uno de los mensajeros con mayor cantidad de usuarios en el mundo es WeChat (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.tencent.mm) utilizado por mil millones de usuarios (la gran mayoría de China). Claro que se trata de mucho más que un mensajero (https://www.lanacion.com.ar/tecnologia/billeteras-virtuales-chinas-nid2060677), que trae incorporado miles de minijuegos dentro de su propia tienda de descargas. Algunos de los más populares son: Pinball King (bastante distinto al pinball tradicional); The Strongest Bomb (parecido al anterior pero donde se pueden tirar bombas para eliminar bloques); Hop Up (hay que ir saltando entre plataformas con un personaje que parece un peón de ajedrez) y Happy Ball, que consiste en tratar de llevar a una bola a una zona con un color determinado entre distintas plataformas. La idea de cada juego, además, es la de compartir los resultados con otros usuarios, interactuando y expandiendo aún más las posibilidades de la aplicación.

Por su parte, la popular (especialmente entre adolescentes) app TikTok (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.zhiliaoapp.musically&hl=es_AR) trae, en su versión para China, bautizada como Douyin, un juego llamado Yinyueqiuqiu, donde hay que intentar que una bola caiga en el centro de cada uno de los edificios que aparecen en pantalla.

Asimismo, si bien Facebook, la red social más popular del mundo, trae una gran cantidad de juegos, es el Messenger, su aplicación de mensajería, la que trae escondido un minijuego. Para activarlo, hay que enviar a algún contacto el emoji de la pelota de básquet. Una vez enviado, hay que pulsar la pantalla sobre la pelota hasta que aparezca un aro, con el cual se puede empezar a probar suerte tirando la pelota con el dedo desde distintos ángulos de la pantalla.

Viajando por el mundo en forma virtual también se puede hacer jugando. Por eso Google Earth (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.google.earth) fue relanzado recientemente con una gran novedad para fanáticos de los juegos retro: trae incluido como un minijuego a Carmen Sandiego, juego que se hizo famoso en los años 90, donde había que atrapar criminales prestando atención a datos geográficos. En esta versión, cada dato lleva a una ciudad que se puede visitar en 3D.

La app de navegación Waze incluye una especie de juego al estilo Pac-Man. En la ruta que se recorra aparecerán caramelos que al ser recolectados brindarán puntos. Esos puntos se suman a los que se pueden obtener al efectuar distintas acciones usando la app, como hacer reportes del tránsito en tiempo real, los kilómetros recorridos, etc.

En Youtube también es posible jugar: basta con escribir la palabra 1980 mientras se está reproduciendo algún video, y aparecerá una versión del Missile Command, antiguo juego donde había que proteger a una ciudad de los misiles que amenazaban destruirla.

Uno de los más populares clientes Torrent, uTorrent, incluye también un Tetris en miniatura que se activa al ir a la sección Acerca… ubicada bajo el menú Ayuda. Una vez ahí, al presionar la tecla “T” ya se puede jugar.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com