Salud visual para tus hijos en estas vacaciones.

Tiempo de lectura aprox: 59 segundos

¿Pensáste estas vacaciones de invierno disfrutar de la nieve en familia?

Tenés la ropa y el calzado impermeable, gorro, bufanda, campera, el protector solar… ¿Olvidás algo? Te damos una ayuda: un buen par de anteojos para protegerte del sol.

Se estima que cada mil metros de altura, el efecto perjudicial de la radiación sobre los ojos aumenta un 15%. Como si fuera poco, la nieve refleja el 80% de los rayos ultravioleta. Además la nieve intensifica el reflejo de la luz azul, la más potente del espectro.

Este nivel de exposición hace que, sin la debida protección, los riesgos de sufrir inflamación de la córnea sean inevitables.La queratitis solar es una inflamación dolorosa de la conjuntiva y la córnea, acompañada de lagrimeo y disminución de la agudeza visual.

Los cuidados ante estos peligros deben intensificarse en los menores de edad, pues aún están en pleno desarrollo de su cristalino y los daños son irreversibles.

Prevenir este tipo de lesiones es responsabilidad de los mayores a la hora de elegir un anteojo para protegerlos.

La clave está en tener una correcta protección

Un anteojo de sol oscuro no es suficiente, es importante que tenga filtro UV homologado, y la manera de asegurarte de que así sea es comprando los mismos en un establecimiento óptico con profesionales que te asesoren.

La nieve ofrece grandes posibilidades de diversión y a los chicos les encanta tanto como el agua, la experiencia de conocerla los llena de emoción, por eso no te olvides de cuidar tus ojos y la de tus chicos para poder disfrutarla al máximo.

 

Conocé la LINEA con tecnología Spect Blue de Optitech Kids, única en el mercado: la mejor tecnología y la mayor protección ante los rayos nocivos UVA, UVB y luz azul.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *