LVCEA, el nuevo reloj de Bvlgari, llega a Argentina de la mano de Testorelli

Fabian Testorelli, Vito Zaravia y Miriam Testorelli.

Bvlgari by Testorelli 1887.
Bvlgari by Testorelli 1887.

LVCEA, la nueva estrella de la colección de relojes Bvlgari, ilumina el tiempo y llega a la Argentina de la mano de Testorelli 1887. La nueva colección se presentó en el local de Unicenter y el evento estuvo acompañado por varias figuras.

Bvlgari capta la potencia de la luz en LVCEA, su nuevo reloj femenino. Como homenaje al reloj de sol, conjuga la historia en presente y expresa la función en la forma. Caja redonda, construcción ligera, abanico de matices y estilos. LVCEA es netamente femenino y fácilmente reconocible.

Alineados al concepto de la colección de que “el tiempo se hace luz”, LVCEA llego a la Argentina de la mano de Testorelli 1887 en un evento que conto con la presencia de Ivana Saccani, entre otras celebridades que disfrutaron del evento.

Vito Zaravia en Bvlgary by Testorelli 1887.
Vito Zaravia en Bvlgary by Testorelli 1887.

EL TIEMPO SE HACE LUZ

La luz es una referencia temporal desde los albores de la humanidad. Para contar las horas, el hombre inventó primero el reloj de sol. Los instrumentos de medida tipo tablas graduadas de los relojes de sol se descubrieron por primera vez en el Antiguo Egipto, y luego en la Grecia y Roma clásicas. El reloj de sol está ligado para siempre a la astronomía y al calendario. Esta original forma de medición del tiempo se había hecho indispensable antes de la aparición de los instrumentos de precisión actuales. Además, la luz tiene una influencia fundamental en nuestros ritmos biológicos. Es totalmente indisociable del tiempo. Por este motivo, la luz es la esencia de LVCEA, alegoría de la leyenda del reloj de sol.

Ivana Saccani esplendida en Bvlgari.
Ivana Saccani esplendida en Bvlgari.

LVCEA rinde un homenaje a la rica historia, con raíces en las tradiciones antiguas, que ha llevado a Bvlgari hacia la luz. Iluminada por su pasado, la marca ha asociado “luce” y “lux”, luz en italiano y en latín, para formar el nombre de su colección LVCEA.

A través de los siglos, la luz ha ejercido sus poderes también sobre la vida y el amor: el fenómeno de la fotosíntesis, la distinción entre sombra y luz en la historia bíblica de la creación, la radiación luminosa de Julieta sobre su Romeo. La luz simboliza el renacimiento, la renovación, la rotación de los planetas. Alrededor de LVCEA gravita la inspiración celeste, un eco al brillo del sol y de la luna, de Bvlgari.

Una caja radiante, redonda como un halo de luz, enmarca el paso del tiempo. Símbolo de unidad, el círculo representa la eterna relación entre el pasado y el presente. La estética clásica deja espacio a la elegancia contemporánea — el intemporal LVCEA rinde tributo a la diosa Bvlgari de hoy.

Fabian Testorelli, Vito Zaravia y Miriam Testorelli.
Fabian Testorelli, Vito Zaravia y Miriam Testorelli.

Célebre por sus refinadas creaciones de joyería, Bvlgari inserta una gema luminosa en la corona de cada LVCEA, de color rosa y tallada en cabujón. Este guiño en la corona del reloj aporta el toque atrevido que tanto gusta a Bvlgari. La corona tiene un diamante engastado, brillante evocación de la belleza del alma de la mujer.

Estos detalles rivalizan en brillo con la radiante pulsera inspirada en una colección emblemática, Serpenti. Las escamas se enroscan y forman una geometría arquitectónica de metal pulido. Cada eslabón de la pulsera se funde para formar un conjunto homogéneo. Con el sentido del volumen propio de Bvlgari, las líneas fuertes de la pulsera compensan la voluptuosa redondez de la caja. Los opuestos se unen en una armoniosa combinación de círculos y líneas que reflejan la naturaleza compleja y fascinante de la mujer contemporánea—mezcla de fuerza, gracia, sensualidad y potencia.

Bvlgari Ivana Saccani lucio esplendida en Testorelli 1887 Unicenter.
Bvlgari Ivana Saccani lucio esplendida en Testorelli 1887 Unicenter.

DEL SOL A LA LUNA

De naturaleza polivalente, LVCEA es un accesorio para llevar en cualquier ocasión. El diseño del reloj apuesta en gran medida por la funcionalidad. Ofrece el resultado que se espera de un reloj firmado por Bvlgari, lo que le permite mostrar la ahora exacta con elegancia.

En una colección que incluye 12 estilos diferentes, LVCEA va desde las versiones clásicas en acero hasta un lujoso modelo en oro rosa con pavé de diamantes, pasando por exquisitas combinaciones de oro rosa y acero. Algunos modelos exhiben su refinamiento a través del brillo de los diamantes que marcan las horas o gracias al resplandor del nácar. Otros, dan protagonismo la Antigua Roma, con cifras romanas inspiradas en los relojes de sol a las XII y las VI.

Bvlgari

Esta nutrida gama de creaciones desarrolladas en torno a un mismo tema, rinde un franco homenaje a la sutileza y la riqueza de la personalidad femenina. Como un espejo, LVCEA expresa estos valores intensamente. Se dirige a una mujer carismática de carácter excepcional. Adoptar LVCEA, es una opción muy personal, una búsqueda de una autenticidad que brota del contraste de formas entre una sobria caja redonda y una pulsera arquitectónica.

Especialista en alta joyería, Bvlgari domina el arte del lujo. Sabe captar una idea o un aura y transpasarla a un objeto que se puede tocar, acariciar, querer: esta es la magia Bvlgari. Paralelamente, sus creaciones de múltiples facetas celebran el pasado y el presente, la fuerza y la sensualidad, la funcionalidad y el lujo. El aura del recién llegado es de las más radiantes: LVCEA aparece como la joya de la colección de relojes Bvlgari.

Informes: www.bvlgari.com

Comments

comments

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: