Lanzamiento editorial: “Lo inesperado”, la última novela de Clara Benedetti

Nacida en 9 de Julio hija de padre comerciante y madre ama de casa, creció en un hogar donde no faltaron los buenos libros de ficción de autores argentinos y universales. Casi en la infancia ya leía en inglés obras de Oscar Wilde, uno de sus preferidos junto a Ernest Hemingway, Margarita Yourcenar, Anatole France. “Después conocí y me hice lectora de nuestros grandes, claro Cortázar, Sábato, Borges o Antonio Dal Masetto, entre otros, y admiro mucho a escritores actuales como Santiago Kovadloff y Susana Silvestre”.

“La literatura, pienso, es una forma de vencer la soledad. Como lectora, que soy una lectora voraz, me sirve de compañía”

Clara Benedetti

El libro comienza con este monólogo lleno de franqueza de la protagonista: “Yo empecé a los 14, con José, que tenía 17. Era un morochito paliducho, linda pinta el pibe. La iba de seductor. Ganarse a José no era poca cosa en el colegio. Una especie de trofeo, pero es cierto que de poca monta. Nos encontrábamos en el cine. En mi caso, con Corina de ladera. Me manoteaba donde podía, yo tiesa, la mano de él medio tembleque. Pero podía poco, porque con mi físico esmirriado y flacuchito el pobre no tenía dónde agarrarse…”.

Cada capítulo es un ingreso más no sólo al dilema de vida de esas chicas, sino también al sabor propio de los pueblos bonaerenses, a los ritos sociales, a las costumbres familiares que gravitan y que ellas quisieran trasponer. Lo cierto es que al llegar el viajero a cualquiera de esas ciudades históricas, dispersas en la verde llanura, siempre parece que se ingresa a un reino fidedigno e impenetrable. Las antiguas leyendas pueblerinas perviven sin olvido, como para siempre, garantizadas por un estilo de vida casi inmutable y, a la vez, lleno de frescura, oreado por atmósfera inmensa que rodea al pueblo.

De ese magma esencial y argentino, de esa cantera surge este libro de Benedetti que se dedicó, además de forjar una trama atractiva, a darle ese decorado sustantivo.

“Lo inesperado” habla de una inmersión profunda, tratada con estilo sencillo.

LOS EJEMPLOS

Desde un punto vista cronológico, acaso fue el mercedino Roberto Payró (1867-1928) uno de los primeros escritores que descubrió y relató las particularidades de todo el territorio bonaerense, al que recorrió en su condición de periodista y corresponsal de guerra, secundado en sus similitudes por el entrerriano Fray Mocho (1858-1903) que también quedó fascinado por esa “esencia” bonaerense.

Es una ley no escrita que cada pueblo de la Provincia tiene a su escritor, a su cronista, como lo fueron Raúl Ortelli y Hernán Casciari, tan ricos en anecdotarios de Mercedes; como lo fue Don Juan Luziàn, de Chascomús; como lo es Raúl Alberto Paz, de Brandsen, cuyos “Relatos íntimos” (Editorial Dunken, 2019) describen a su pago como nadie.

Hablando del libro de Paz dijo el lugareño ilustre de Brandsen, que es el médico Frutos Ortiz: “Todos sus cuentos surgen de observaciones vividas: masilla propia que él luego modela con gracia y picardía…” Masilla propia que luego es modelada, buena definición para el libro de Benedetti.

La permanencia de la literatura bonaerense y, si se quiere, costumbrista, se hizo palpable en una reciente edición de Planeta -“Diez lugares contados” (2017), que reúne cuentos, leyendas y anécdotas de Azul, el Delta del Tigre, Mar del Sud, Sierra de la Ventana, Baradero, Bahía Blanca, Mar de Ajó, La Plata, General Villegas y Villa Gesell, cuya autoría corresponde a escritores contemporáneos, nacidos en esas ciudades y pueblos bonaerenses.

Ellos son Marcos Almada, Gabriela Cabezón Cámara, Florencia Canale, Federico Jeanmarie, Patricio Eleisegui, Guillermo Martínez, Sergio Olguín, Leonardo Oyola, Bibiana Ricciardi y Alejandra Zina.

Si bien como cuentista fue incluida en varias antologías, Benedetti ha elegido el género de la novela, en donde se siente más cómoda. Dice que “el novelista se comunica a través de sus ficciones, de la voz de sus personajes, en la búsqueda incesante de las palabras, que de eso se trata escribir. El escritor intenta decir lo que muchos callan. En mi caso, se transformó en una vocación y en una necesidad que se acrecienta cada día”.

Si al pasar se habla de oficios y vocaciones, a Benedetti no le faltan títulos para exhibir. Terminado el primario y secundario en la escuela pública de 9 de Julio, vino a La Plata y se probó primero como modelo: “Participé en desfiles muy importantes en Buenos Aires y fui modelo fotografiada en revistas de moda…pero me gustó siempre el estudio”, avisa. Es que en la Universidad pública platense se graduó primero de Contadora y obtuvo el doctorado en Ciencias Económicas.

Es una ley no escrita que cada pueblo de la Provincia tiene a su escritor, a su cronista

“La literatura, pienso, es una forma de vencer la soledad. Como lectora, que soy una lectora voraz, me sirve de compañía. Suelo leer más de un libro al mismo tiempo. Para quien escribe es una manera de comunicarse”, dice la escritora Clara Benedetti, cuyo último libro “Lo inesperado” (Deldragón 2021) acaba de salir.

Comments

comments

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: