La unión hace la fuerza

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

El consumerismo, o movimiento a favor de los derechos de los consumidores, se desarrolla a nivel mundial en paralelo con la sociedad de consumo, con mayor fuerza desde los años 60.

Las asociaciones de consumidores son entidades de carácter privado constituidas sin ánimo de lucro con la finalidad de defender y proteger los derechos y los intereses de las personas consumidoras y usuarias, bien con carácter general o en relación con problemas concretos en la adquisición de un producto o servicio determinado, siempre que se constituyan en acuerdo con la legislación vigente.

Por lo tanto, son una vía muy útil a la que se puede recurrir en el caso de que se crea que no se han respetado los derechos como consumidores y deseemos iniciar un proceso de reclamación; o bien para integrar un cuerpo colegiado que procure dar al grupo en su comjunto más poder de negociación que la que tendría el sujeto individual por sí solo.

Las asociaciones de consumidores están reconocidas como el cauce de representación y participación para la defensa de los intereses de las personas consumidoras. Tienen la posibilidad de iniciar acciones legales en nombre de los consumidores cuando éstas se vean afectadas en sus intereses.

Las principales asociaciones disponen de servicios de asesoramiento jurídico que intentan solucionar los conflictos recorriendo a la mediación, ejercitando las acciones oportunas ante la Administración Pública competente o acudiendo al Sistema Arbitral de Consumo o a los Tribunales de Justicia.

Pueden iInformar, asesorar y educar en  materia de consumo. Están capacitadas para eercer las correspondientes acciones judiciales y extrajudiciales en defensa de los socios y de los intereses colectivos de los consumidores. Pueden propiciar sistemas de resolución de conflictos.

Participan en las comisiones consultivas que se constituyan, siempre que, por razón de la materia, se debatan temas de intereses para la protección de los consumidores. Pueden ser oídas y consultadas por las administraciones públicas cuando se elaboren disposiciones legales que afecten directamente a los consumidores.

Una gran familia

Mas allá de las concepciones legales de la agrupación de consumidores tras un fin, es tendencia la creación de espacios comunitarios que permitan empoderar al público para poder incrementar sus capacidades de negociación y obtención de beneficios.

A quien no le gustaría ahorrar en los servicios que paga mensualmente? Precisamente es para ello, tender redes es el paso esencial para que la individualidad débil se convierta en un grupo fuerte.

Big Family se lanza al mercado como un recurso gratuito y novedoso. Es una platafoma que une de manera gratuita a los consumidores para conseguir los mejores precios del mercado. Cómo funciona? Las prestadoras de servicios competirán para ofrecer el mejor precio a todos los inscriptos. Cuantos más sean los adherentes, más fuerza tendrán para obtener el mayor beneficio. Un mercado más justo, seguro y transparente. La unióm en pos del ahorro es la propuesta de esta nueva plataforma.

Con cada inscripción la totalidad de la comunidad tendrá más fuerzas para conseguir un mercado más justo, seguro y transparente. De esta manera, entre todos se ayudan a que se obtenga el mejor precio en sus servicios. La propia platforma monitorea los precios de los servicios mes a mes, obtiene el mayor beneficio para el ahorro individual y mantiene los precios obtenidos por un largo plazo.

Para lograrlo recolectan los correos de los que desean integrarse a la comunidad, unen a los sujetos con intereses idéntidos y cursan por correo el beneficio obtenido. Un recurso para explotar en tiempos de crisis y cuarentena que enseña la fortaleza de ser muchos por el bien de todos.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com