La sonrisa es un complemento eficaz en los tratamiento médicos

Especialistas aseguran que las sonrisas son aliadas indispensable en los tratamientos médicos gracias a su alta liberación de sustancias en el cuerpo que aumentan la sensación de bienestar

La sonrisa está asociada al disfrute y a los buenos momentos pero, en realidad, va mucho más allá. Según la teoría del feedback facial, postulada por Silvan Tomkins, realizar movimientos con los músculos faciales repercute directamente en cómo experimentamos una emoción.

Es decir, la activación muscular del rostro genera una retroalimentación sensorial hacia el cerebro. Esto explicaría, por ejemplo, porque reaccionamos con disgusto ante alguien que nos frunce el ceño y cómo nos cuesta estar enojados con quien nos sonríe.

Pero ¿cómo impacta esto en el organismo de las personas? Los especialistas afirman que sonreír estimula la liberación de sustancias como dopamina, endorfinas, serotonina y neurotransmisores que contribuyen a aumentar la sensación de bienestar, y reduce los niveles de cortisol, una hormona que se segrega como respuesta al estrés y la ansiedad. Por este motivo, destacan la importancia de la estimulación de sentimientos positivos en los pacientes que se encuentran en tratamiento.

Uno de los lugares que lleva la sonrisa como bandera es el Hospital de niños Pedro De Elizalde (Ex Casa Cuna) ya que sus profesionales son diariamente testigos de cómo ayuda a transformar las emociones y contribuir en las respuestas de los chicos y chicas que son tratados en la institución. Por ese motivo, trabajan constantemente no solo para curar sino que también para acompañar y regalarle a sus pacientes momentos que los ayuden a obtener la dosis de alegría necesaria para salir adelante.

“A mí se me antoja pensar que la humanidad empezó con la primera sonrisa. Imagínese usted pequeño, en una cama, en una habitación donde todo es seriedad, gestos adustos y preocupación. Cambie ese escenario y póngale sonrisa a todos. Entonces, ocurrirá esa cosa mágica tan difícil de expresar, ese bienestar que a veces tanto cuesta y que solo lo tiene la sonrisa humana”

Dr. Rubén Omar Sosa, Jefe de CEM 2

Para poder convertir a los hospitales en escenarios alegres, sobre todo cuando se trabaja con niños, se necesitan cosas simples como juguetes o algo rico para comer, que parecen muy simples de acceder pero que no siempre están al alcance de todos. Es por eso que estas instituciones de salud necesitan la colaboración de la sociedad civil y del ámbito privado para brindar una mejor y más alegre estadía.

En concordancia con el día de la sonrisa que se celebra el 1° de octubre desde su promulgación en 1999 por Harvey Ball, creador del símbolo iconográfico de “Carita Feliz”, el hospital se unió a la compañía de seguridad X-28 Alarmas para regalar alegría a sus pacientes con juguetes, alimentos o ropa.

Las donaciones se están recibiendo en Tacuarí 1799 (Hospital Pedro de Elizalde, Ex Casa cuna) o en Chascomús 5612 (sede central X-28 Alarmas) y con ellas se intentará aumentar el efecto de esta herramienta tan poderosa para transformar las emociones que según la Dra. Marta Lavergne, Jefa del CEM 6 del Hospital, “usada corrientemente hace un efecto inmediato en el bienestar y en el alivio del dolor de los pacientes”.

Junto con esto la empresa también donará un dispositivo para realizar controles de accesos con reconocimiento facial* que permitirá mejorar las condiciones sanitarias del hospital ya que posibilita la toma automática de la temperatura corporal y corrobora si las personas están utilizando mascarilla o no.

Comments

comments

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *