Jackelin tiene un límite – obra sobre violencia de género y humor

001.jackelin tiene un límite

Jackelin decide poner fin a una relación sentimental que ha sostenido penosamente por más de veinte  años. No está dispuesta a sufrir ni un minuto más esa tortura. Necesita tener con Alfredo una última y definitiva conversación.

Ella ha sido su amante durante todo ese largo tiempo. Alfredo se casó, tuvo hijos y Jackelin permaneció  a su lado, como una sombra, como una cosa, siempre al alcance de la mano. Peor aún: él se separó de su primera esposa, la madre de sus hijos, y tuvo una segunda esposa y una tercera esposa y Jackelin, siempre a su lado, incapaz de dar un corte a esa especie de pesadilla. Y como si fuera poco, hace una semana que Alfredo ha muerto.

Palabras de Ariana Caruso:

¿Se construye sobre la ausencia o es como construir sobre arenas movedizas? ¿La soledad es un estado del ser o es un resultado de vivir con un velo? ¿Cómo situarse frente al único límite ineludible que nos ofrece la vida: “la muerte”?

“…Se va vaciando la casa, y se  van doblando las sábanas y así, para ponerse furioso y gritarle con sus velorios a quien diga que la vida es cosa de números y que uno puedo contar lo que no sea su cansancio o el miedo que le silba en los huesos…“. Estos son algunos de los interrogantes que plantean Ariana Caruso y Sergio lobo, autores de “Jackelin tiene un límite”, que indaga sobre la vida, la muerte, la identidad, el amor, sobre las relaciones enfermizas. Reflexiona sobre el rol de la mujer y de aquellas relaciones tortuosas y cíclicas que no permiten avanzar, las que están atravesadas por la violencia psicológica.

Jackelin es  una mujer sola, tal como Ariana Caruso actriz de Jackelin, en el escenario. Está sola forzosamente porque su gran amor siempre la mantiene en las sombras, oculta.

No me digas cosas que jamás sucederán…” exclama la protagonista, en un atisbo de lucidez. Reconoce estar frente a una situación de la que ella que no encuentra salida, y el límite parece ponerlo la “vida” con la “muerte” de su gran amor, Alfredo.

¿Dónde queda nuestra identidad cuando desaparecemos frente al otro? “…yo que te di los mejores años de mi vida…” Jackelin siente haber desaparecido frente a la vida, con una actitud pasiva y de aceptación frente a una relación enfermiza, se ve desintegrada, vacía.

Gerardo Cardozo, director de “Jackelin tiene un límite”, está convencido de que el teatro puede ser un gran despertador porque en el ensayo de ese ritual podemos despedir a quienes se fueron, soltar a quienes tenemos atados, liberar de nuestra mezquina pretensión de amor que solo ama, si es correspondido del modo en que uno concibe ese amor, o quizás nada de eso, pero al menos obtener el goce de intentarlo.

Ficha Técnica:

Actriz: Ariana Caruso

Dramaturgia: Ariana Caruso- Sergio Lobo

Dirección: Gerardo Cardozo

Asistencia de dirección: Juan Ignacio Coda

Música: Alisa Kaufman

Fotografía: Victor Alberto Calomeni

Maquillaje: Agustina Caruso

Escenografía: Antonella Caruso

Vestuario: Yanina Viegas Mendonca

Voz en off: Adriana Bellott

Sonido: David Giro

Prensa y comunicación: Cecilia Dellatorre y Analía Cobas

DIJO LA PRENSA:

“La experiencia es vibrante. La propuesta ofrece momentos que pasan del humor al llanto, de la risa a la tensión extrema. (…)La capacidad actoral de Ariana Caruso es uno de los puntos fuertes del espectáculo, que explica el éxito que tuvo la propuesta en las dos primeras presentaciones.” EXITOINA

El desempeño actoral de Ariana Caruso es magistral, el particular color elegido para su personaje podría convertirlo en una caricatura, sin embargo la férrea dirección de Gerardo Cardozo y el muy buen oficio de la protagonista le imprime un temperamento y un carisma único. “ CULTURA DEL SER

Ariana Caruso se luce interpretando a una mujer de origen paraguayo desconsolada ante la negativa del amor. La puesta en escena de “Jackelin tiene un límite” capitaliza al máximo todos sus recursos: interesantísimo trabajo con la iluminación tanto natural como artificial; vestuario minimalista acorde; inquietante música y escenografía funcional que suman a la propuesta dramática. Los diversos climas escénicos que genera Caruso revelan su sólida formación actoral, haciendo transitar a Jackelin a través de una montaña rusa de sentimientos que van desde la más terrible sed de venganza hasta la repentina piedad. Enmarcada en su particular mundo guaraní la narrativa de la obra mantiene sorpresas, nada es exactamente lineal, la dramaturgia posee giros en clave de comedia que refrescan la atención en la platea.” SPECTAVI

 

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com