La Ley de Ampliación del Parque Nacional Aconquija en Tucumán una propuesta que asoma

El impulsor de la fundación del parque en el 2018, Miguel Camel Nacul, que durante sus años como diputado nacional ya en los años 90, trabajó por crear conciencia social acerca de esta reserva natural, recalcó que representa una oportunidad para la actividad turística de la provincia, como también, un motor de desarrollo para las poblaciones del interior y motivo de arraigo, capacitación, superación y orgullo de pertenencia para sus jóvenes.

El ex legislador nacional que expuso en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara Baja e integró el equipo de asesores tanto en la redacción de la primera ley en 2018, como en la media sanción de la semana pasada, agregó que “proteger Aconquija es una idea que tiene más de 100 años, formulada por la generación del sabio Miguel Lillo”.

Recordó que también había 12 mil hectáreas en el parque que se habían recuperado al Ejército para otorgárselas a las comunidades originarias “Pero fue recién, a partir de 2018, y mediante los aportes de la Fundación Wyss, que se adquirieron 55.000 has a propietarios privados, que se donaron en el mismo acto, a la Administración de Parques Nacionales. Estas se sumaron a las 16.000 has que integraban el ex Parque Nacional Campo Los Alisos, el que quedó como un portal del Parque Nacional Aconquija”, recordó el diputado MC.

Finalmente llamó a cuidar la naturaleza y estar advertidos de que “asistimos a la sexta extinción masiva de especies. La última que conocemos, la de los dinosaurios, ocurrió según los investigadores unos 65 millones de años atrás, por la caída de un enorme meteorito. La diferencia, es que ahora, somos los seres humanos los causantes de la catástrofe”.

Explicó que “Aconquija contiene unas 2000 especies de plantas y diversos tipos de vegetación: bosques pedemontanos, selvas húmedas subtropicales y estepas arbustivas de la prepuna. A su vez, contiene una variada fauna: Felinos como el puma y los ocelotes, guanacos, tarucas y corzuelas; mayoatos, hurón mayor, lobito del río, pecarí de collar, pava del monte y pato de los torrentes, entre muchas otras”.

APOYO DEL DIPUTADO AGUSTIN FERNANDEZ

Durante la sesión en la cual se aprobó la ampliación del parque, el legislador de Tucumán Agustín Fernández se mostró orgulloso por pertenecer a la provincia donde se cuida la naturaleza y la vida.
“Esta ley es de gran importancia y relevancia para los tucumanos, porque nosotros tenemos que hacer un buen uso de cada hectárea y de cada kilómetro cuadrado que tenemos en nuestra provincia. Para poder seguir avanzando en este mundo cada vez más caótico que le da menos importancia al cambio climático, debemos tener un delicado equilibrio entre lo que es la tierra apta para nuestro cultivo y lo que hace al sustento del medio ambiente”, dijo Fernández.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

El texto del proyecto destaca “la unidad de conservación que el parque protege, entre otros recursos, nacientes de ríos que conforman una de las reservas hídricas más importantes de la provincia de Tucumán, ya que su sistema constituye la principal fuente de agua para más de dos millones de habitantes de la cuenca del río Dulce, en las provincias de Tucumán y Santiago del Estero, como así también para numerosas poblaciones menores en el valle del río Santa María, hacia el oeste”.
En el Parque Nacional Aconquija, que cobija más de 900 especies de fauna y flora nativa, habitan poblaciones de taruca, una especie autóctona del noroeste y declarada Monumento Natural Nacional. Además de proteger la biodiversidad del relicto de Yungas más austral de nuestro país y, en sus partes de mayor latitud, los Altos Andes, el área también alberga las ruinas incaicas de la Ciudacita, declarada patrimonio cultural de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: