¿Cómo eliminar el estrés durante las vacaciones?

estress en vacaciones

Como cada año, los profesionales del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA), ofrecen algunos consejos para que las vacaciones no sean motivo de estrés y se las pueda disfrutar en todo su esplendor para iniciar el año laboral con toda la fuerza.

Estos son algunos tips para que las vacaciones logren su objetivo: relajarnos.

-Lograr colocarse límites a uno mismo y a otros (no ceder frente a las demandas laborales que no respetan el tiempo vacacional)

-Buscar actividades placenteras que generen satisfacción personal, y puedan funcionar como “vehículo de descarga” tensional: actividades físicas, sociales, o hasta mentales como juegos de ingenio.

-Mantener una alimentación balanceada, combinándola con el placer de ingerir alimentos diferentes y de sabor agradable, ya que tienden a disminuir los niveles de ansiedad.

-Delegar en otros, desestimando la falsa creencia “nadie lo hará mejor ni más rápido que yo”.

-No pretender generar cambios radicales en la personalidad, “a partir de ahora, voy a dejar de ser una persona ansiosa y me transformaré en buda.

Estrés en vacaciones, un mal recurrente

Estos consejos surgen porque cada vez es mayor el número de personas que sufren de estrés, aún en el receso vacacional. Para ellos, las vacaciones en vez de ser un momento para relajarse y olvidarse de preocupaciones, pasan a ser todo lo contrario, ya que no logran desconectarse de su actividad laboral cotidiana.

Según la especialista en el tema, la Lic. Gabriela Martínez Castro, directora delCEETA, el estrés no se toma vacaciones, ya que es común observar hoy en día a personas que se estresan más en el receso vacacional que en la abrumadora rutina laboral del año.

El perfil característico de este tipo de personalidad es llamado workoholic o “trabajólicos”, definidos como “adictos al trabajo”.

Para la Directora del Centro, “se trata de individuos ansiosos, hiper exigentes, a quienes les es más sencillo cumplir de forma permanente con obligaciones, que dejar de hacerlo. Esto último, en más de una oportunidad, les genera más ansiedad, es decir, al vacacionar o “parar” con la actividad, quedan sin el vehículo de descarga habitual, que es trabajar, lo cual termina provocando más ansiedad y estrés que si continuaran con la vida cotidiana”.

ADP

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com