El arte de reconectar con la pareja

Crónica de una MADRE Y MUJER autora del BLOG MAMASANA

Anochecer de un día 100% Madre; casi fin de una dia agitado.

Arriba temprano, reuniones de padres, acomodar la casa, preparar la lunchera, almuerzos de trabajo, meetings con nuevos proyectos, tenis, fútbol, patín, cumpleaños infantiles, bañarlos, darles de cenar. 20 horas y de mi ya casi no queda nada.

Pero aparte de madre también soy esposa, mujer todavía enamorada de aquel chico que se animó a darme un beso hace ya una eternidad…

Hoy es nuestro aniversario.

Como hacer para que después de este día tan a mil todavía podamos ponernos las pilas y decir: Sí, salgamos a cenar y tengamos una noche romántica (aunque mi primera opción sería irme a dormir y no levantarme por una semana)

Mañana será otro día.

Niños dormidos y allí vamos.

Me miro al espejo, tengo cara de cansada, la misma ropa que tuve puesta todo el día. Quiero sentirme linda, esta es nuestra noche. La noche que organizamos contra todo riesgo para pasar unas horitas juntos. Me cambio y me pongo un vestido simple, ese que tengo de comodín para cuando no quiero pensar. Me subo a unos tacos cómodos pero que me hacen sentir bien femenina. Me recojo el pelo. Claro que las ganas de maquillarse no aparecen ni por casualidad. Lo importante es refrescar el look para la noche. Simple, nada cargado, un toque de tapa ojeras, mascara de pestañas y rubor. Estas tres cosas son fundamentales, siempre deben ir en la cartera, con dos toques ya estás mucho mas fresca. Antes de salir, un poquito de brillo en los labios y lista para disfrutar.

Llegamos al restaurante.

Hay que mirarse a los ojos, tratar de recordar los momentos cuando no éramos padres, cuando no existían los horarios, cuando podíamos quedarnos hasta cualquier hora besándonos y hablando cosas sin trascendencia. Dejar para mañana las cuentas que pagar, las reuniones, los niños, los mandados, el trabajo y lo que hubiera que terminar para mañana.

Ya está, pedimos rico, disfrutamos la noche y nos dimos el permiso de un par de copas de vino. Si uno se alimenta conscientemente toda la semana, siempre puede darse el lujo de no pensar mucho cuando se come afuera. A gozar que la vida es corta!

De vuelta en casa. Todo esta igual, los niños duermen y siento que después de tantos días llenos de eventos y complicaciones pude otra vez conectar con mi pareja, mi consorte, mi apoyo diario. Ya me siento mucho mas tranquila.

Es solo una horas, te invito a que lo hagas, solo unas horas para reencontrarse con los jóvenes que hace tan poco, (porque el tiempo pasa volando) decidieron compartir una vida juntos, de eso se trata el festejo del aniversario. Recordemos quienes fuimos para disfrutar quienes somos. 

ADP

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com