El adiós a Pechito, el sin techo más querido por los vecinos

pechitoLuego de varios días de permanecer internado en el Hospital Rivadavia, falleció Adrian Alejandro “Pechito” Ferreiro, el sin techo más querido por los vecinos de Palermo. Su defunción se produjo el pasado sábado 7 de septiembre por la mañana.

Su trágica historia comenzó el viernes 30 cuando fue levantado junto a sus perros Galo y Pechin, por una camioneta del servicio 108 del Gobierno de la Ciudad argumentando que sería trasladado al Hogar Rawson. Este hecho llamó poderosamente la atención a los vecinos, quienes fueron testigos de como hace 12 años Pechito decidía vivir en esa esquina. También les llamó la atención que lo aceptaran en un hogar con mascotas, por lo que horas después decidieron constatar si realmente se encontraba en ese lugar.

Al llegar al Rawson se les comentó que Pechito ya no se encontraba ahí porque había sido derivado al Hospital Penna. No pudieron precisar el paradero de sus perros. Una vez en el hospital, los vecinos constataron que ni él ni sus mascotas estaban en el lugar. Ante los reclamos, el Gobierno de la Ciudad se desentedió por completo del asunto argumentando que su única función era el traslado hacia el nosocomio por lo que Pechito solo habría sido “depositado” ahí. La noticia de la “desaparición” formal comenzó a crecer en las redes sociales y los vecinos del barrio organizaron vigilias para dar con su paradero por los hospitales de la zona.

Cuarenta y ocho horas después lograron dar con él, de casualidad, en el hospital Piñero a dónde había llegado como NN, luego de aparecer desnudo, descompensado y golpeado cerca de la villa de Bajo Flores´, lugar en el que quedaron sus mascotas.

Los vecinos encontraron a Alejandro en el Hospital Piñero, pero la institución se negó a internarlo y en cambio, lo mantuvo en la guardia. Ante la insistencia de ellos para que sea observado mejor fue trasladado al Hospital Rivadavia donde lo mantuvieron aislado dos días. Luego fue trasladado a Terapia Intensiva donde falleció días después. Aunque Pechito habría logrado expresar que había sido golpeado y su cuerpo lo evidenciaba, la autopsia oficial determinó que él murió por neumonía, cuadro que no tenía al momento de ser levantado por el servicio social

Él caso de Pechito vuelve a poner en tela de juicio el trato hacia los “sin techo” en la Ciudad de Buenos Aires y la problemática sobre los pacientes psiquiátricos en la sociedad.

Pechito vivía hace 12 años en la esquina de Scalabrini Ortiz y Santa Fe y se negaba trasladarse. Era conocido en el barrio como un “loco lindo”: aquel que no molesta ni perturba la vida de una sociedad.

En los últimos días Pechito había tomado mucha notoriedad pública cuando la Señora Mirtha Legrand y Rolando Graña increparon a autoridades de la Ciudad preguntándole cómo era posible que una persona viviera hace 12 años en la vía pública.

Tres juzgados, EL 15, 16 Y 18 desestimaron el pedido del Doctor Pablo Tesija (abogado vecino de Pechito) para que se realice una segunda autopsia. Además, las autoridades se rehúsan a revelar el lugar y la hora en que será enterrado, y le niegan al barrio la oportunidad de despedirse de su amigo. Hoy miércoles a las 19.30, los vecinos realizarán con amargura una funeral simbólico y pedirán justicia no sólo por Pechito, sino por la gente de la calle.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com