Destinos exóticos: los 10 “must do” en Bután

1. Monasterio Taktshang (Nido del Tigre)

El Monasterio Taktshang está ubicado sobre un alto acantilado al norte de Paro.  Construido en 1692, está en el sitio donde se dice que el Gurú Padmasambhava (también conocido como el  Gurú Rinpoche) meditó durante 3 meses en el siglo 8. Se cree que el Gurú Rinpoche voló al lugar desde Khenpajong, Tibet, sobre la espalda de una tigresa y allí sometió a un demonio. Luego realizó meditaciones en una de las cuevas y emergió en 8 formas encarnadas. Y por esto el lugar es conocido como el Nido del Tigre.

2. Caminatas en la montaña

Bután posee algunos de los mejores senderos del mundo. Hay 23 rutas a través del país, que recorren innumerables lugares con una duración desde 3 hasta 25 días. Cada tour es conducido por un guía experimentado, y también se presta el servicio de traslado del equipaje del caminante. Los caminos son exigentes, pero el esfuerzo vale la pena ampliamente. Existen ademas numerosas y excelentes caminatas de un día.

3. Punakha Dzong

El Punakha Dzong fue conocido antiguamente como el Druk Pungthang Dechhen Phrodang o, “el palacio de la gran felicidad”. Fue el segundo dzong que se construyó en Bután y fue el Parlamento Butanés cuando Punakha era la capital. El dzong fue construido en 1637 por el Zhabdrug y ha sufrido varios incendios, inundaciones y terremotos. Actualmente es usado como la residencia de invierno del Je Khenpo (líder religioso).

4. Vida salvaje y avistamiento de aves

Existe una gran variedad de animales para ver en Bután. El país puede ser dividido en 3 regiones  geográficas: la zona alpina (4,000 metros y por encima), sin vegetación;  la zona templada (2,000 a 4,000 metros), con vegetación de coníferas y vegetación latifoliada (hoja ancha); y la zona subtropical (2,000 metros y debajo). La zona alpina está habitada por animales como los leopardos de las nieves y los tigres de Bengala, mientras las otras áreas de Bután están habitadas por especies como el panda rojo, el oso negro Himalayo, rinocerontes de un cuerno, elefantes y colobinos dorados (monos) – el cual es único en el país.

Hábitat de más de 670 especies de aves, Bután es un paraíso para los observadores de aves. Específicamente, Bután aloja a diez especies de aves que están en riesgo de extinción incluyendo la garza imperial. El país es también elegido por la rara grulla de cuello negro que emigra a Bután a pasar el invierno.

5. Aguas Termales

En Bután hay muchos sitios con aguas termales y han sido usadas por siglos para curar enfermedades como la artritis y otros dolores. Cuando llega el invierno es habitual que los Butaneses las visiten.  Más conocidas como  tshachus, las termas en Gasa al oeste de Bután están ubicadas cerca de la orilla del río Mo Chu y se encuentran entre las más populares. Las termas de Gasa son muy visitadas no solo por los habitantes, sino también por animales salvajes como el takin (mamífero símbolo nacional de Bután).

6. Mercado de fin de semana de Thimphu 

Los sábados y domingos muchos de los habitantes de la ciudad y del valle se reúnen en un alborotado mercado de fin de semana en el corazón de Thimphu. Este mercado ofrece a los turistas la oportunidad de mezclarse entre la gente local, degustar los platos del lugar, comprar artesanías y ropa, banderas de rezo y hasta una trompeta hecha con fémur humano.

7. Trongsa Dzong

El Trongsa Dzong está ubicado frente al río Mangdecuhhu River justo en el centro de Bután. Tanto el primer como el segundo rey de Bután gobernaron desde aquí. Se puede disfrutar de un laberinto de estrechos pasillos que desembocan en varios patios.

8. Ciclismo de montaña

El ciclismo es un deporte con creciente popularidad entre los Butaneses. La topografía del país es muy valorada por los fanáticos del ciclismo de montaña, especialmente en las áreas del centro y el este. Los senderos serpentean a través de pequeños pueblos y aldeas, y también algunas lomas desde donde hacer bajadas. Es mejor si los ciclistas tienen cierto nivel de entrenamiento y resistencia, y también algo de experiencia en ciclismo de montaña.

9. Tshechus

Tshechus son festivales Butaneses que se realizan en monasterios y templos por todo el país. El Tshechu es un evento religioso celebrado en el día 10 del calendario lunar, coincidente con el nacimiento del Guru Rinpoche. Los vecinos de las villas cercanas van al monasterio o templo y celebran con bailes que cuentan historias. Se dice que todos deberían ir a un Tshechu y presenciar los bailes de máscaras al menos una vez en sus vidas para recibir bendiciones y lavar sus pecados.

10. Tiro al arco

El tiro al arco es el deporte nacional en Bután y se organizan competencias en todo el país a lo largo del año.

Hay dos tipos de competencias: una donde los concursantes usan los tradicionales arcos de bambú y otra con arcos de fibra de carbono. La competencia es dura, y cuando a los competidores les toca disparar a las cosas más pequeñas, el público trata de distraerlos silbando y tirándoles cosas.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com