Cuidados para la exposición solar

cuidado de la piel

Es cierto que tomar el sol es algo saludable y necesario para que el cuerpo realice algunas de sus funciones vitales, pero en los tiempos que corren es importante que sigamos una serie de precauciones para que nuestra piel no sufra.

La Dra. Adriana Szapinka, medica especialista en Belleza y Antienvejecimiento y  Directora de BioZone, Centro de Estética (MN63.378), nos brinda los siguientes consejos


Entendiendo los rayos solares… 

El sol emite un espectro de radiaciones y entre las que llegan a la superficie terrestre están la luz visible, los rayos infrarrojos y un alto porcentaje de luz ultravioleta (UV), responsable de las alteraciones de la piel. Dentro de los rayos UV, a su vez encontramos:

  • Los UVB, que se quedan en la capa más superficial de la piel y son los responsables de las quemaduras solares.
  • Los UVA, que penetran profundamente y son “rayos silenciosos” porque no provocan dolor y atraviesan nubes y vidrios. ¿Qué hacen? Aceleran el envejecimiento cutáneo, pueden causar intolerancias solares, hiperpigmentación y, junto con los UVB, incluso cáncer de piel. El efecto de las radiaciones UV es acumulativo, progresivo e irreversible.

Cómo darse cuenta si un protector filtra los rayos UV?
El envase debe contener el FPS, que indica el factor de protección solar frente a los rayos UVB, y el PPD, que indica la protección solar contra los UVA, o el símbolo UVA, lo cual significa que contiene protección frente a este tipo de rayos. Los dos, tanto el FPS como el PPD o UVA, tienen que figurar en el envase.

ANTES DE TOMAR SOL
Aplicar el protector 30 minutos antes de la exposición y volver a aplicarlo cada dos horas: es una rutina a la que hay que acostumbrarse.
Protegernos incluso cuando está nublado, ya que los rayos solares atraviesan las nubes.
Ponernos protector solar tanto en invierno como en verano: los rayos UVA llegan con la misma intensidad durante todo el año.

DURANTE LA EXPOSICION SOLAR
No exponerse al sol entre las 11 y las 16.
En la playa, usar gorro, anteojos y remera.
Beber líquidos para conseguir reponer los líquidos y las sales minerales perdidas a través de la sudoración.

DESPUES DE TOMAR SOL
Es importante que limpiar nuestra piel eliminando cualquier resto de cloro de las piscinas o sal del mar para dejar la piel limpia y relajada.
Rehidratar la piel después de la exposición es fundamental, por lo que es necesario tomar mucha líquido y si quieres prolongar tu bronceado, es recomendable la ingesta de alimentos ricos en beta caroteno como la naranja y la zanahoria.

ADP

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com