“Cuando el peligro es pequeño, somos felices” de Victoria Schcolnik

“Vuelve a pensar en ella, en su fuerza descabellada para ir contra todo incluso antes de entender eso a lo que se resistía.”
“Cuando el peligro es pequeño, somos felices” de Victoria Schcolnik: un crudo y visceral retrato de las soledades y oscuridades que nos habitan y definen. El vacío en compañía como otra forma de soledad. Los pozos imposibles de tapar con tierra. El agua insistiendo en hundirnos.

“Creo que no hay una lectura total del mundo. Si bien estamos buscando un sentido que nos tranquilice, vivir implica riesgo emocional, físico y hay personas que aprenden a lidiar mejor con esa incertidumbre y otros se desesperan. Creo que los dos son de este segundo grupo, con infancias rotas, desamparos, equilibrio frágil y una sensación de peligro grande. Ella controla mejor sus impulsos, él no y trastabilla. No se quién lidia mejor con la desesperación, diría que son maneras distintas…”, reflexiona la autora en una entrevista para Infobae. 

Una pareja que se arma, se desarma, se compone, se descompone, y la literatura allí, para narrar la escena como en un juego de espejos. Novela precisa, de prosa ajustada y sobria, la pasión no es nunca un asunto de adjetivos. Retrato de la intimidad, figura de un final, la narración capta el instante preciso en que tuvimos algo. Pero ahora ya no.

Edita @mardulce_editora.

 

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com