Crisis como oportunidad en el mundo de la mujer *

Como si nos hubieran puesto una lupa delante, la pandemia reveló, mejor dicho, develó ,las situaciones y problemas que nos aquejan como sociedad y como personas.

Un modo de vida diferente nos sumió en temas diferentes.  Así, a  ningún observador atento se le escapa la dinámica que vive la mujer,o la mayoría de las mujeres en estos tiempos.


Como si el reloj hubiera ido para atrás, las mujeres se vieron compelidas a ocupar lugares que en la vida cotidiana anterior estaban solucionados o al menos no tan manifestados.

 

Todos leímos, con espanto, el aumento de la violencia de género, la violencia doméstica, los femicidios, los abusos, etc. Pero lo que no se publica, y es lo que constituye el cotidiano de millones de mujeres, es la sobrecarga que han sentido, con el lógico correlato de stress que les causa.

 

Las muchísimas consultas por insomnio, ansiedad, ataques de pánico, desgano, astenia, angustia, ira, incluso depresión, suelen esconder situaciones de alta presión. En la mayoría de los hogares las mujeres se ocupan más de los niños, de sus demandas escolares, del contacto con el colegio, de llevarlos al médico o dentista o lo que sea, de ocuparse de la casa, de las compras, de la comida, de la limpieza, de la ropa, de cuidar a sus familiares mayores, de atenderlos, de escucharlos.

 

También de responder al trabajo, sea cual fuere, con teletrabajo pero con demandas de horario. Agotadas, exhaustas, todavía escucho decir ”mi compañero ME ayuda…” /mi marido ME lava los platos” y muchos etc más. Pero no existe el tiempo personal y mucho menos el tiempo de ocio. 


Estas situaciones nos llevan a replantearnos cómo vivimos y cómo queremos vivir, cuál es el mundo heredado y cuál el posible.  Pero sabemos que la crisis es una oportunidad.
¿Y cuál es la oportunidad hoy?

Aprovechar esta situación para tomar conciencia de cuál es la dinámica asignada y cuál la adquirida en la mujer, su derecho a seguir construyendo libertad y nuevos modelos, simplemente para crecer y evolucionar y que el encuentro entre todos sea justo y equilibrado.

 
*     Diana Wechsler 
Lic. en Psicología UBA

Fundadora y directora de Natal Maternidad y Desarrollo Humano.

Directora del Congreso Internacional Virtual SER MUJER SER MADRE

Comments

comments

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: