¿Cómo cuidar tu cabello en verano correctamente?

Smiling woman tossing her hair

por Dra. Johanna Furlan – Cirujana Estética MN 122.975

Estamos acostumbrados a proteger nuestra piel durante el verano y temperaturas extremas. Pero, sin embargo, nos olvidamos de cuidar nuestro cabello, que suele pasar a un segundo plano. Y, como suele ser habitual, al final del verano este descuido nos termina pasando factura: el pelo se nos vuelve más áspero y sin brillo.

Claves para un pelo sano

1.- Cuando tomes el sol, no te olvides del pelo. ¿Qué pasa cuando exponemos nuestro pelo al sol en exceso? Que sus rayos pueden llegar a dañarlo. Y esto sobre todo afecta al cuero cabelludo, que es la parte en la que se producen las quemaduras solares más intensas y que afectan a la queratina, una de las principales proteínas que forman el cabello y responsable del brillo y del color de nuestro pelo, dando lugar a la deshidratación, a su decoloración, sequedad, pérdida de brillo. Es ideal usar un gorro o pañuelo para proteger el pelo de los rayos ultravioletas.

2.- ¿Cómo afectan a tu pelo el agua del mar y de la pile? No hay que olvidar que el pH de la piel es de 5,5. y el del agua, de 7. Así que, ya de por sí, el agua es un elemento que reseca y deshidrata. Si a esto le añadimos el cloro (que deteriora el manto graso protector de la piel, atacando a sus aceites naturales) el resultado es un pelo seco, encrespado y con más facilidad para romperse y deshidratarse de lo normal. Se dice también que el cloro cambia el color del pelo, lo decolora. Pero esto no es totalmente cierto. Lo que cambia el color del cabello es el sulfato de cobre, una sustancia azulada que se añade al agua de las piscinas para evitar la aparición de hongos. Recomiendo utilizar algún protector solar para el cabello. Por supuesto, una ducha y enjuague del cabello después de cada baño son fundamentales para eliminar todos los restos químicos del agua.

¿Y agua del mar? ¿afecta a nuestro cabello? ¡Curiosamente, la respuesta es NO! En aquellas personas con cabello más graso, el agua salada contribuye a suavizarlo y darle volumen. Además, tiene un efecto anti-caspa y calma las irritaciones de la epidermis. En un cabello normal o seco, el pH del agua del mar (7,8) termina por restarle brillo, consistencia y elasticidad, por lo que no es aconsejable. En cualquier caso, no hay que olvidar que el salitre del mar también oxida el cabello, por lo que nuestro consejo es que siempre lo protejas y lo enjuagues (si es posible) después de cada baño. 

3.- ¿Cuándo cortar el pelo? Antes y después de las vacaciones. Cortar las «puntas» antes de emprender viaje a nuestro lugar de destino nos ayudará a mantener la fibra capilar en buen estado, evitando que no esté abierta o rota al exponernos al sol, lo que aceleraría la deshidratación del cabello. Tras las vacaciones, lo mejor es volver a acudir al profesional del pelo para cortarlo nuevamente. 

4.- Acondicionador y/o máscaras de pelo: súper aliados en la playa, el río o la pile Es una de las claves básicas que te ayudará a hidratarlo aún más con el calor (que hace que se abra la cutícula del pelo). Al mismo tiempo, aplicando mascarilla o acondicionador lo estás protegiendo del sol. 

5.- Evitar secadores y planchitas. Lo recomendable es dejar que se seque al aire, después de haberlo lavado y acondicionado bien. 

6.- Como decíamos con el agua de la pile, del mar, si vamos a diario también será recomendable lavarlo a diario. ¿Cómo hacerlo correctamente? Éste es un punto importante. El primer paso es utilizar el producto adecuado. Si tienes algún tipo de dermatitis o algún problema capilar, lo más recomendable es que optes por productos que ayuden a mejorar el equilibrio natural del cuero cabelludo, sin resecarlo ni irritarlo.

7 – Prepara tu pelo para el sol con un tratamiento de Queratina. Hay tratamientos capilares especialmente indicados en esta época del año. Tanto para antes como para después del verano, un tratamiento con Queratina es una fantástica alternativa para proteger el cabello, otorgarle suavidad y brillo, etc. Este tratamiento está basado en proteínas, colágeno y seda, y nos ayuda a disminuir los daños de la fibra capilar (o a prevenirlos si lo hacemos antes del verano, porque la queratina sirve de protector contra los rayos ultravioletas, lo mantiene hidratado evitando la sequedad y la rotura del pelo). Mediante un tratamiento de queratina conseguiremos acabar con el efecto encrespado del pelo, ya que aporta mucho brillo y suavidad. Podremos dejar secar nuestra melena al aire y seguirá estando lisa. 

Recuerda que, con un poco más de cuidado y de tiempo que dediques a tu cabello, y con los productos adecuados, puedes lucir un pelo precioso, suave y sano durante los meses de más calor.

Comments

comments

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: