Un clásico para los más chicos: Meccano y Little Tikes, ideales para esta Navidad

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 9 segundos

Llegan las fiestas y con ellas, el desafío de elegir regalos originales y prácticos para los chicos. WABRO acerca propuestas especiales para aprender jugando de la mano de MECCANO y LITTLE TIKES.

 

MECCANO es un sistema de construcción de modelos consistente en piezas de diversos tamaños, forma y color construidas en metal con filas de barrenos (agujeros) para sujetarlas a otras piezas por medio de tornillos. Según el modelo puede contener motores eléctricos, ruedas, poleas, etc.

Para despertar el espíritu constructor en los chicos, el obsequio ideal es el Meccano Starter  Set, ideal para los comienzos de tus pequeños en el mundo de las construcciones. 5 modelos diferentes para entretenerse y aprender jugando. PRECIO: $990.-

 

 

Meccano 4×4 por su parte, es una alternativa ideal para los más aventureros y todo terreno. Ideal para niños mayores a 9 años, el juego cuenta con más de 400 piezas para armar 25 camionetas diferentes.

 

Para niños de 5 años en adelante, un buen regalo es el Meccano Junior Moto. El juego cuenta con 49 piezas para armar dos modelos de motos diferentes.

 

 

Pensando en lo más chiquitos, LITTLE TIKES presenta juguetes de excelente calidad que duran en el tiempo y son ideales por tener un componente educacional y estimulante para el crecimiento de los niños.

 

Los  Peluches de animalitos con movimientos y sonidos son uno de los juguetes más recomendables para los niños de 6 meses en adelante. Tocando la cabeza de los distintos animalitos, comienzan a desarrollar movimientos y a realizar los sonidos correspondientes. Estimulan el tacto, la risa y el desarrollo del bebé.

 

 

Atrapando luces de tigre es el producto ideal para aprender a dar los primeros pasos a partir del año de vida. Estimula los movimientos de las piernas del niño, a la vez que combina un “show” de luces que despiertan diversión y fantasía en el menor. El tigre proyecta una “luciérnaga” delante de él cuando el niño empuja el mango, y a medida que avanza, el tigre se abalanza y trata de atrapar las luciérnagas. Al atraparlas, se ilumina la espalda del tigre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *