China se coloca “al frente de la cooperación global”, dice investigador argentino

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 56 segundos

La recuperación que está empezando a mostrar China frente a la pandemia de COVID-19, así como su apoyo a otros países afectados, lo coloca “al frente de la cooperación global”, opinó el investigador argentino Lucas Gualda.

“La recuperación china permite al país ponerse al frente de la cooperación global para que otras naciones puedan no solo tomar la experiencia de lo acontecido en Wuhan y otras partes del país, sino también contar con recursos adicionales para la contienda, especialmente material sanitario”, dijo en entrevista con Xinhua el asesor en el Senado argentino.

Para Gualda, China demostró varios logros en medio de la pandemia, siendo uno de ellos el de priorizar la salud de las personas, sin que esto implicara un detrimento de la economía.

“La mejor fórmula para evitar el colapso económico era cuanto antes aplacar el avance del virus. China lo consiguió, y, ahora, su economía comienza a retomar la normalidad”, aseveró.

“Progresivamente, los comerciantes empiezan a recuperar sus ventas y los obreros a retornar a las fábricas”, puntualizó.

En su opinión, el mensaje de China es que “más allá del claro interés por evitar el declive de la economía, un colapso en el sistema de salud podría terminar por empujar cualquier país a una espiral que derive en una crisis humanitaria”.

“No concuerdo con quienes han presentado a la situación como un dilema. No hay economía fuerte con un pueblo enfermo”, enfatizó.

Las medidas económicas y la política monetaria asumidas por el Gobierno chino fueron también ponderadas por el investigador, quien resaltó que se ha garantizado estabilidad a las familias chinas, además de a comerciantes y pequeñas y medianas empresas.

Entre éstas mencionó “la exención a empresas de pagar fondos de pensión y desempleo hasta junio”, que, a su juicio, es “sin dudas un salvavidas que permite mantener la industria a flote, y sin tener que despedir a sus operarios”, además de “la rebaja en impuesto al valor agregado y las nuevas exenciones para el pago del impuesto a la renta personal”.

“Se trata en definitiva de un paquete de estímulo a la economía china que apunta tanto al corto y al largo plazo”, expresó el académico.

Respecto a las medidas de alivio de la pobreza en el contexto de la COVID-19, Gualda indicó que deja entrever que éste es un tema de prioridad para el Gobierno.

“La ayuda no solo permitirá el reanudamiento de la economía, también permitirá a los más humildes conservar la dignidad que representa el contar con un trabajo que lleve alimento a la mesa de su familia. En esa línea, valoro mucho la postura actual del Gobierno chino por anteponer el empleo al crecimiento económico”, precisó.

A nivel mundial, la crisis sanitaria por la COVID-19 demostró a su vez “la enorme interdependencia que vincula al país asiático con el resto de las naciones”, producto del importante papel que ocupa China en las cadenas de valor global.

“La nación asiática es solo uno de los pasos entre los otros tantos que integran la cadena logística de un producto. Los faltantes de productos, así como el retraso en los órdenes, son parte de esta etapa de ‘nueva normalidad'”, indicó Gualda.

El potencial comercial constituye uno de los más grandes motores del desarrollo chino, sostuvo Gualda, quien a su vez mencionó áreas clave del crecimiento de este país en el contexto de la pandemia, como el comercio electrónico y la tecnología de la información con el desarrollo de la red 5G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com