Un mal jefe, enemigo de la reputación de una marca

Un buen jefe no querrá que te vayas porque le sirves. Un líder te prepara para ocupar su lugar.

Por Sonia Yánez | Directora de la Academia Digital PR

Si una buena marca personal, hoy es el activo de un emprendedor, ejecutivo o empresario que tiene presencia digital; una excelente reputación como marca empleador podría marcar la diferencia entre la salud financiera y estratégica de una compañía que quiere ver un futuro. En palabras sencillas: un mal jefe te daña tu negocio.

Sonia Yánez | Directora de la Academia Digital PR
Sonia Yánez | Directora de la Academia Digital PR

7 de cada 10 personas no aceptarían trabajar para una empresa que tiene mala reputación. Así lo dice un estudio en Corporate Responsability.  No son números fríos, es una tendencia que demuestra que el buen ambiente laboral y la reputación que éste genera es un intangible que se hace tangible en las cifras de renuncias y bajos resultados en los negocios.

Invertir en capacitación, en herramientas tecnológicas, nuevos formatos de trabajo, procesos de selección y demás no es suficiente. Si, el jefe o líder en la oficina tiene en ascuas al equipo y su tranquilidad mental, todo fue en vano.

En el mundo de las Relaciones Públicas decimos no hay peor crisis que desatada por tu propia lengua. Y, en muchas ocasiones, las crisis ocurren por resentimiento laborales motivados por malos jefes. O filtraciones de información realizadas por colaboradores que quieren ver fuera a un directivo. De las dos formas, la reputación de la marca es la que sufre.

Y, ese ambiente de desolación motivacional es bastante frecuente. Se nota en conversaciones en el mundo real y en el mundo digital.  Hace unas semanas publiqué una frase: Un buen jefe no querrá que te vayas porque le sirves. Un líder te prepara para ocupar su lugar.

A las pocas horas se hizo viral en LinkedIn. Y recibí comentarios de más de 10 países, traducciones a otros idiomas además de muchas interacciones que validaron la poca importancia que se da al buen trato a los colegas desde el liderazgo de la autoridad.

Una encuesta de Gallup de más de 7,000 trabajadores de EE.UU. encontró que la razón número uno por la que las personas renuncian a sus trabajos es un liderazgo deficiente. Es decir, están sufriendo por un mal jefe.

 “La gente deja a los gerentes, no a las empresas”, escribió Gallup en los resultados de su encuesta. “Al final, la rotación es principalmente un problema que originan los gerentes.”

Desde las enfermedades hasta el futuro laboral

Tener una enfermedad, condición sicológica o una circunstancia familiar que requiera atención no suelen ser temas que se habla con un jefe que solo es jefe (aquel que te cuenta los permisos que has pedido por problemas de salud o familiares). Según el mismo estudio de Gallup, ya sea que los empleados estén estresados por temas de oficina o que su estrés de casa llegue al trabajo, una cosa está clara: los empleados del mundo en este 2022 se sienten aún más estresados que en 2020 (el máximo histórico anterior).

Un estudio realizado por The Society for Human Resource Management (SHRM) informó que, en promedio, a una empresa le cuesta de 6 a 9 meses del salario de un empleado reemplazarlo. Para un empleado que gana $ 60,000 por año, eso equivale a $ 30,000 – $ 45,000 en costos de reclutamiento y capacitación. Si, esos costos se trasladaran en capacitación de habilidades de comunicación y liderazgo, además de planes de carreras para el personal, no solo se ganaría estabilidad sino mayor crecimiento en las marcas.

En el mundo empresarial, la reputación online y la huella digital no son hechos aislados, dependen de las personas que integran las organizaciones o una marca.

Las organizaciones deben pensar en el colaborador como una persona en su totalidad, no solo en el trabajador. Por eso, te comparto claves que debes aplicar y que contribuyen al buen ambiente, reputación de marca pero sobre todos una verdadera cultura de bienestar laboral.

Consejos para los líderes empresariales:

  1. agregar medidas de bienestar a sus tableros de mando y objetivos de desempeño
  2. trabajar en una estrategia de marca empleador
  3. priorizar el bienestar de los empleados como parte de su promesa de marca de empleador
  4. invertir en capacitación y procesos que impulsen el compromiso con la marca

Mitos y verdades sobre jefes y líderes

Si eres un profesional que inicia su camino laboral o un ejecutivo consolidado, recuerda el liderazgo depende de ti, sin importar el cargo que tienes ahora o al número de personas que supervises. Estás cimentando tu futuro y reputación de la marca profesional y de la organización.

No todos pueden ser líderes.

FALSO: el liderazgo es un enfoque hacia la vida. Todos están en la capacidad de tenerlo.

Todos los jefes son líderes de su equipo.

FALSO: no es una regla universal. Una jefatura no te da el título de líder, quienes te asignan ese papel son tus liderados, tu equipo y colegas.

Un líder se hace.

VERDADERO: el liderazgo se forja y asienta en las experiencias y decisiones que se toman. Si bien es cierto, hay rasgos de la personalidad que influyen en tu tipo de liderazgo, puedes crecer como líder y aprender habilidades.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: