Perspectivas para el mercado inmobiliario en el último trimestre del año

Por Gerónimo Odriozola, broker inmobiliario de Remax Roble  @remaxroble

Dar proyecciones en nuestro país ya hace muchos años se ha vuelto extremadamente complejo. La Argentina tiene un combo de ingredientes que lo hacen único y escapa a toda posibilidad de análisis lógico.
Si hablamos del rubro inmobiliario esto se acentúa notablemente. Partamos de la base de que las operaciones inmobiliarias se realizan en dólares y los argentinos ganamos en pesos: un porcentaje ínfimo de la población puede adquirir doscientos dólares mensuales por las restricciones impuestas por el gobierno y contamos con una ausencia total de créditos hipotecarios.
Durante el 2021 asistí a un Congreso Internacional de Real Estate y en una charla con un canadiense sobre nuestro mercado, intenté explicarle cómo funcionaba, ¡fue imposible!

Pese a todas estas complejidades, podemos vislumbrar qué puede llegar a suceder para este último trimestre del año. Las estadísticas siempre nos muestran que a nivel de cantidad de operaciones es el más fuerte -de hecho generalmente el 35 % del volumen total del año se realizan en estos meses-. Pero para que esto suceda deberían pasar dos cosas fundamentales que repercuten fuertemente en la compra/venta de propiedades:

1-  Que el dólar no tenga ningún sobresalto. El tipo de cambio de 220 quedó en el pasado, hoy el mercado se asentó en un dólar blue de 290, y si esto continua del mismo modo hasta a fines de diciembre el mercado va a estar movido.
2-  El aspecto político, tema por demás espinoso: que el gobierno no realice ningún movimiento brusco, que genera mayor incertidumbre en la población.  

Si estos dos factores se mantienen del mismo modo en el que se encuentran, hasta el final de este ajetreado año que viene siendo este 2022, no tengo dudas que el volumen de operaciones tendrá un repunte importante, lo cual le daría algo de oxígeno al país. No olvidemos que el rubro inmobiliario y el de la construcción -que funcionan en simultáneo- son un motor muy grande de la economía de la Argentina.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: