Bodega Trivento presentó VNP

Con el objetivo de entregar a la plata solo lo que necesita y lograr un viñedo sustentable, Bodega Trivento explicó en detalle su investigación.

Bodega Trivento presentó su trabajo en innovación y sustentabilidad Vine Nutrition Program (VNP) a 15 integrantes internacionales de la Court of Master sommeliers, que están en Argentina desde el 23 de febrero y el 2 de marzo de 2019 degustando más de 300 vinos en 12 seminarios organizado por Wines of Argentina (WofA).

VNP tiene como misión buscar el balance nutricional de la vid para lograr viñedos sustentables. “Actualmente en Trivento un viñedo tarda 4 años en entrar en producción y se amortiza en 20 años.

Bodega Trivento presentó que el viñedo sea capaz de producir de manera sostenida, en volumen y calidad, hasta 30 años”, explica el Ing. Cristian Linares, gerente Agrícola.

El desarrollo del VNP consta de 3 partes: el estudio de nutrientes inorgánicos, el estudio de nutrientes orgánicos y el estudio de microorganismos del suelo Trichodermas. La investigación a cargo de Linares cuenta con la colaboración con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Rama Caída en San Rafael (Mendoza).

Bodega Trivento fue sede del seminario “The map of Malbec” presentado por Martin Kaiser, Germán Di Cesare y Guillermo Corona.; mientras que Phil Crozier y Valeria Gamper guiaron la degustación de 15 malbec especialmente seleccionados para la ocasión. Finalmente, Linares explicó el novedoso Programa de Nutrición de la Vid desarrollado en Trivento, así fue como Bodega Trivento presentó VNP.

Acerca del VNP

En Argentina se consumen 3 millones de toneladas de fertilizantes por año, con un ritmo de crecimiento del 4 o 5% anual. Esto indica que la nutrición es un aspecto muy importante para lograr viñedos capaces de producir cantidad y calidad sostenidas en el tiempo.

También es importante entender que una nutrición inorgánica en exceso puede afectar la calidad de los vinos, mientras que en defecto puede alterar los niveles de producción en el tiempo. Por lo tanto, es importante conocer de manera exacta la necesidad de cada uno de los nutrientes más importantes de la vid.

“Hemos comenzamos con el estudio del nitrógeno que es el cuarto elemento en importancia. Estamos aprendiendo cómo se movilizan los nutrientes en la solución del suelo, cómo los toma la planta y cómo son los contenidos de estos nutrientes en cada estado fenológico de la planta.

Finalmente, calculamos en la cosecha cuánto de estos nutrientes se lleva la vendimia para luego tener en cuenta este valor en la ecuación de reposición de nutrición al año siguiente. Luego avanzaremos con fósforo, potasio, magnesio y el resto de los nutrientes que son indispensables para la vid” explica Cristián Linares, Gerente Agrícola de Bodega Trivento

El objetivo es entregar a cada planta el requerimiento exacto de nutrientes de acuerdo a la variedad, porta injerto, suelo, clima, destino, etcétera. Cada uno de estos factores hace que cada cuartel sea único y por lo tanto sus necesidades nutricionales también lo son.

Los orujos son el residuo orgánico que queda tras la elaboración del vino. “En Trivento usamos estos orujos como materia prima para producir nutrientes orgánicos ricos en ácidos húmicos y fúlvicos. Estos ácidos son mejoradores del suelo y tienen la importante función de aumentar la infiltración, la adsorción entre partículas, la aireación, entre otros beneficios”.

En cuanto al estudio de los microorganismos del suelo, la bodega tiene una convenio de colaboración con el INTA de Rama Caída.

El ensayo consiste en incorporar Trichoderma a los suelos con la idea de comprobar dos hipótesis: 1) estos microorganismos estimulan el desarrollo radicular, factor muy importante para el desarrollo aéreo de la planta y 2) aumentan la disponibilidad de los nutrientes con poca movilidad como el magnesio y el potasio.

Y finalizando, Linares comentó “Estas 3 partes del programa se retroalimentan, se potencian. La aplicación de nutrientes orgánicos en el suelo ayuda al soporte de los trichodermas, los trichodermas ayudan a la mejor absorción de los nutrientes inorgánicos y los nutrientes orgánicos ayudan a la mejor conservación del suelo y hacen más eficiente la absorción de nutrientes inorgánicos.

Estas partes funcionan como un círculo virtuoso que nos permitirá mejorar la sustentabilidad de nuestros viñedos”.

Informes: www.trivento.com

Mirá también:

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com