Bienvenida en plato profundo

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello 

Una vuelta rasante a la carta carilolense es lo que propone Ave, el nuevo restaurante de Ville Saint Germain, el Apart Hotel de la ciudad.

Como un colibrí que elige en su vuelo sutil posar su tiempo en la corola precisa, este mutilfascétivo nuevo ámbito gastronómico que se estrenó en esta temporda, hace honor a la recepción en que se inspira su sello.
   “Ave” es la palabra latina que utilizaban los romanos como salutación y bienvenida. Significa “estar bien” y se impartía como deseo de bienestar para quien lo recibía.
“Palabra que ví representada en cada mosaico de cada vivienda en Italia (particularmente Pompeya), como saludo tanto de bienvenida como de despedida. Palabra que nos enseña a recibir al visitante no solo desde la mirada hotelera, sino por la visita en sí misma”, comenta Nelson Valimbri, presidente del Hotel Ville Saint Germain.
Ave es, entonces, un inicio grato para una estadía en una de las localidades costeras de la Provincia de Buenos Aires con más mística y elegancia. No interesan los despliegues gigantescos, sino los que valen lo que proponen. Un salón reservado, un recorrido en U, una síntesis de colores precisa, una sonrisa que llega con el sólo acomodarse.
El restaurante ofrece una cocina India comandada por el chef Leo Clavijo, quien hizo sus experiencias en el célebre reducto Bengal. En Ave se esmera con versiones personales que remiten con aires vanguardistas a ideas como el arroz basmati con maridaje de especias y hierbas típicas asiáticas. 
La consigna del restaurante persigue las tendencias internacionales de producto fresco del mercado local.
A la carta, se le suma, además de la impronta india que atraviesa, aún los platos tradicionales, con al gunas sutilezas,  una serie de platos inspirados en cocina internacional. Opciones vegetarianas, sin TACC o gluten-free ya son un clásico. 

Imperdible su amouse bouche de pepino y melón (repitan!). 
El clásico de canelones de zucchini a la trufa negra con queso brie o el Dal, un curry de lentejas y vegetales, con un toque de picantor, hacen de la propuesta una idea interesante para sumergirse en un espacio donde aquella idea de cocina de autor, gana identidad.

“El restaurante tiene una mezcla de sabores y experiencias que hemos volcado en la carta y que día a día vamos perfeccionando. Hace seis años que llegué a Cariló con mi cocina india  y el público la recibió con asombro y adhesión. Esto me permite seguir ofreciendo sabores y especies que se renuevan y nos acompañan”,  asegura Claivjo.

Comments

comments

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: