Belén Ledo – Saturday, please relax

13227060_990868317646317_7198662873579082530_n

“If opportunity doesn’t knock, build a door”

Milton Berle.

Todos tenemos sueños. En la vida del ser humano, el pasado pesa. Hubo sueños…enfrentamos un pasado sin fruto. Entonces, si no tuvimos sueños en ese pasado, nuestro presente no está atado a un mal pasado.

En el presente hay sueños que aparecen. También puede que arrastremos los obstáculos o problemas del pasado que nos impidan concretar ese sueño actual. Allí, es cuando pensamos en el por decimos: “se cumplirá en el futuro, habrá sueños”.

En las Sagradas Escrituras, José se aparece como el gran soñador: ” José sonó un sueño”. Muy joven, 17 años, apacentaba o vejas con sus hermanos.

Un día José tuvo un sueño. Vio que en el campo sus hermanos ataban manojos y los mismos se doblaban ante su presencia mientras que el de él no se torcía; desde el horizonte, el sol, la luna y once estrellas se inclinaban ante él. Los hermanos lo odiaban, aún más con estos sueños. José siempre fue el hijo mimado de su padre Jacob. Lo tuvo de muy grande siendo el único hijo que recibió una túnica de muchos colores.

El mismo padre al oír el sueño le dijo:” ¿Qué sueño es este que soñastes? ¿Vendremos nosotros a postrarnos ante ti?” ¿Cuántos padres azotan los sueños? En la historia de José los hermanos le tenían envidia mientras el padre reflexionaba en las visiones de su hijo. José siempre soñó con su espacio natural donde nació claro que, nunca soñó con una CORONA. Nunca soñó con su fin último. Soñó con espigas, el sol, la luna, las estrellas, la tierra, el campo…

La historia hubiese sido más directa, si ya desde joven tenía visiones de ser Rey. Soñó con su propia esencia. En sus sueños José estaba construyendo “la puerta de ingreso al Palacio”. En esa visión, el joven hallaba liberación de su propia vida, sin darse cuenta que estaba rodeado de envidia y falta de crecimiento. En el corazón de José había amor, paciencia.

El perdón en esta historia refleja liberación del pasado (del obstáculo o caos personal).

El soñar es soltar, perdonar, dejar ir, estadios en los cuales meditamos, volamos y concretamos.

En medio de un ambiente agresivo, el joven emergió y concretó su sueño.

John Maxwell dice:” El pesimista se queja del viento. El optimista espera que cambie. El líder arregla las velas”.

 

BELEN LEDO –Comunicadora–Líder motivacional- Artista

 

@bledoroces @LedoGroupOk

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com