Argentina, ecommerce y logística: cuando Papá Noel no da abasto

En vísperas de Navidad, las expectativas de los consumidores están actualmente en su punto más alto. El éxito en un mercado tan reñido por la crisis económica requiere que las PyMEs y las grandes compañías ofrezcan un nivel de satisfacción sin igual con el objetivo de transformar a los compradores casuales en clientes habituales.

 

El comercio electrónico no queda ajeno: casi el 60% de los argentinos buscan regalos de Navidad desde dispositivos móviles[i]. Comparado con otros países de la región latinoamericana, la mayoría de los argentinos (55%), considera gastar lo mismo o más que el año anterior en categorías relevantes como Ropa , Hogar, Viajes, y Computadoras o electrónicos[ii].

 

La velocidad a la que las empresas responden a los pedidos es importante. Los tiempos de respuesta afectan directamente los tiempos de entrega y es por eso qué es fundamental para cualquier empresa de comercio electrónico cumplir con los exigentes horarios de entrega a los que los clientes se han ido acostumbrando, sobre todo en estas fechas, en las que un producto demorado significa no tener regalo.

 

En el Estudio de Comercio Electrónico 2017 de la CACE junto con la encuestadora Kantar TNS, se consulta sobre las principales desventajas del ecommerce:  el 35% de los encuestados seleccionó la demora en los tiempos de entrega, siendo ésta la segunda más votada luego de la desventaja de no poder ver el producto antes de comprarlo. Si bien el número se redujo versus el mismo estudio de 2016, la diferencia es mínima, por lo que el problema se mantiene y obliga a los comercios a buscar distintas alternativas de llegar a los clientes.

 

“El desarrollo de la infraestructura a nivel nacional es necesario para reducir plazos de entrega, y para ello es necesaria la participación del estado. Otro aspecto importante es el desarrollo de sistemas que acompañen el desarrollo del ecommerce, como por ejemplo el seguimiento de la compra en todo momento, muy importante para brindar seguridad y confiabilidad” explica Tobias Noni, gerente del área de operaciones en Linio Argentina.

 

Una de tantas alternativas que se están instalando en el país es el uso de lockers electrónicos que se encuentran instalados en locales a la calle, y donde los usuarios pueden recibir los productos que compran online en el día.

 

El servicio de lockers autónomos lo presentó Amazon en Estados Unidos en el año 2011 y hoy ya tiene presencia en los 50 estados de Estados Unidos y en varios países de Europa. Los lockers no sólo fueron una solución a la gran cantidad de problemas logísticos que tenía Amazon, sino también una oportunidad para los pequeños negocios en los que se ubicaran los lockers, que vieron cada vez más personas entrar a su local.

 

En Argentina, una de las empresas que opera lockers electrónicos es PUDO ARGENTINA, filial local de PUDO, una empresa de origen suizo y que también ofrece el mismo servicio en España, Francia, Portugal y Alemania. Los lockers se encuentran ubicados en múltiples puntos de CABA, dentro de la cadena de maxi kioscos Open 25, que al estar abiertos las 24 hs permiten el retiro del producto en el momento que el usuario crea conveniente.

 

Linio Argentina, filial local del ecommerce recientemente adquirido por Falabella, ya trabaja con el servicio de lockers de PUDO con resultados sorprendentes. En el pasado Cyber Monday, el 17% de los envíos totales de CABA se entregaron mediante este novedoso sistema. Ambas empresas incluso han redoblado la apuesta, ofreciendo el servicio de manera gratuita para los días 21, 22 y 23 de diciembre – clave para aquellos que busquen escapar a las largas filas en los shoppings.

 

La operación es simple, al momento de adquirir un producto en Linio, se debe elegir la opción de envío RETIRO EN SUCURSAL donde se puede seleccionar la ubicación del locker más conveniente. El usuario luego recibe un código único de retiro por mail o SMS cuando la compra esté lista para ser retirada, y tiene 48hs para buscar el producto desde que recibe la notificación.

 

Con el código, el usuario debe acercarse al punto seleccionado y, una vez frente al locker, cargar el código manualmente en la pantalla o simplemente presentar el código QR con el lector infrarrojo para que la puerta se abra automáticamente. Al cerrar bien la puerta se confirma que la operación se realizó con éxito.

 

El crecimiento del ecommerce en Argentina va a depender del desarrollo de la logística del país. Con el comercio online creciendo más de un 60% el último año, y usuarios cada vez más exigentes, es imprescindible que los operadores logísticos estén a la altura y que todos los productos lleguen a los clientes sin sobresaltos y a tiempo para que nadie se quede sin su regalo.

[i] Google, Argentina: Fin de año 2017

[ii] Deloitte, Compras de Navidad. Intenciones y expectativas de los consumidores en México y Latinoamérica, 2017

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com