Aprovechá las Fiestas para alquilar un auto y pasear por Argentina

La situación económica en el país sin duda que ha afectado en los proyectos de paseos de muchas personas, por lo que han tenido que cambiar sus planes. Quizás, ese viaje al exterior tendrá que esperar, y la opción para disfrutar de los días libres que se vienen por las Fiestas sea hacerse alguna escapada por destinos nacionales.

Este guiño del calendario, en el que tanto el 24 de diciembre como el 31 son días no laborables, permite que haya un incentivo para el turismo nacional. Y en este contexto, una opción muy recomendable es alquilar un auto, tanto para aquellos que no pueden tener uno propio o tiene el suyo en el taller, para disfrutar de los caminos argentinos y su amplia variedad de paisajes que ofrece.

El turismo de escapada se ha convertido en una tendencia, ya que representan el 27,5% de los viajes que realizan los argentinos durante el año, según el Ministerio de Turismo de la Nación, y en este marco, los alquileres de autos se presentan como una variable que viene creciendo de manera firme.

Entre los destinos en los que más autos se alquilan se encuentran San Carlos de Bariloche, Salta, Mendoza y Buenos Aires, con una tarifa promedio para un Corsa o un Gol, por ejemplo, de $1300 por día, con impuestos, seguros y combustible (en lo que es una tarifa base para vehículos medios y pequeños).

En la Argentina, para el alquiler de un vehículo es posible a partir de los 21 años (en algunas agencias suelen tener la edad mínima en 23), DNI, licencia de conducir vigente de al menos un año de antigüedad, y tarjeta de crédito. Una vez resuelto el tema de la documentación, desde Fercol, la compañía de lubricantes para autos, motos y motores industriales, realizaron algunas recomendaciones para aquellos que ya tienen decidido alquilar y pasear en auto.

“Lo primero que hay que tener en cuenta son las necesidades del conductor, sus pasajeros y también de los caminos que recorrerá; y además se debe estar atento al tamaño, equipamiento y especificaciones del vehículo ideal”, destacó Fernando Colombo, Gerente de Fercol.

El tamaño del auto dependerá de la cantidad de personas que viajen, la cantidad de equipaje que podrán llevar y de lo que se pueda gastar en combustible. En este sentido se podrá elegir entre un sedán, un tres o cinco puertas, un monovolumen, un compacto, una SUV, entre otros.

Para al equipamiento que requiere el vehículo, Colombo señaló que todo dependerá del conocimiento de la zona que se va a recorrer (GPS, por ejemplo), o las temperaturas (tipo de calefacción, aire acondicionado, etc.). Por supuesto, desde la compañía recomiendan revisar que el auto cuente con todas las herramientas en caso de necesitar primeros auxilios como la caja de herramientas, balizas, matafuego y demás elementos de seguridad.

En cuanto a las especificaciones, se debe elegir el coche de acuerdo al estado de los caminos que se recorrerán, incluyendo clima (lluvioso, con niebla, nieve o hielo), si el terreno es irregular, está en mal estado o si es ruta peligrosa. En este punto, la recomendación es elegir una pick-up 4×4, en caso de que los terrenos sean pantanosos o en mal estado, como ocurre en la selva (Misiones o Corrientes) y en los caminos de tierra a través de sierras o montañas (Córdoba, San Luis, Salta o Jujuy). En caso de tomar rutas extensas, como en el caso de la Patagonia, se recomienda buscar un auto con buenas condiciones de maniobrabilidad.

“Más allá de algunas recomendaciones prácticas, es muy importante que en el momento en que nos entreguen el auto lo revisemos completamente; y si hay alguna observación o duda, hay que consultarlo antes de cerrar el alquiler para así evitar problemas durante el viaje y hasta malos entendidos al momento de regresarlo.” concluyeron desde Fercol.

Ahora, lo único que resta es armar un buen itinerario rutero para aprovechar al máximo el tiempo. Como la Argentina posee una gran extensión geográfica, lo ideal es llegar a destino mediante un vuelo o en micro, y aprovechar para recorrer las rutas turísticas argentinas sin desgaste previo. Pero también es una buena decisión recorrer cada kilómetro arriba de un auto, manejando responsablemente y tomando todas las precauciones necesarias para que el paseo familiar, entre amigos o solo pueda ser disfrutado al máximo.