COVID-19 pone en alerta máxima a autoridades de América Latina

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 6 segundos

La propagación de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en América Latina puso en alerta máxima a las autoridades, quienes redoblan sus medidas de seguridad sanitarias para frenar al virus que ha dejado miles de muertos y enfermos en la región.

Brasil superó nuevamente las 1.000 muertes diarias por el virus para elevar la cifra a 24.512, mientras que los casos confirmados de la enfermedad ascendieron a 391.222, según dijo el Ministerio de Salud.

El estado de Sao Paulo (sureste), el más poblado de Brasil, es el más afectado, con 6.423 muertes y 86.017 casos registrados, seguido de Río de Janeiro (sureste) con 4.361 fallecidos y 40.024 confirmaciones y Ceará (noreste) con 2.603 decesos y 367.021 infectados.

En Argentina, con 12.628 casos y 471 muertos, el presidente Alberto Fernández dijo que el país será más igualitario cuando se supere la COVID-19, al poner en marcha el plan “Argentina Hace”, que consiste en la ejecución de obras de infraestructura en 40 municipios del Gran Buenos Aires que beneficiarán a 13 millones de personas.

“Lo que dejó la pandemia es la muestra de la desigualdad que vivimos, pero tenemos una suerte, que ese país más justo que hay que construir nos tocó construirlo a nosotros. Y yo no voy a dejar pasar la oportunidad”, enfatizó Fernández.

Los casos de la enfermedad en Argentina han alcanzado niveles récord en los últimos días, alertando al gobierno, especialistas, infectólogos y epidemiólogos sobre la posibilidad de una primera fase del “pico” de contagios, en medio de un escenario de incertidumbre económica para el país.

Por lo pronto, el gobierno comenzó a desplegar operativos sanitarios y de seguridad en barrios vulnerables donde se detectó un incremento exponencial de los casos del nuevo coronavirus.

“Somos 10 en una casa. No tenemos síntomas, pero a mis primas, sus maridos y a mis sobrinas les dio positivo. Tenemos miedo, pero esperamos que pase pronto”, dijo a la prensa Claudio Martínez, quien se gana la vida recogiendo cartones.

Un hombre porta una mascarilla mientras camina frente a una tienda de insumos médicos en Santiago, capital de Chile, el 26 de mayo de 2020. (Xinhua/Jorge Villegas) 

En Chile, con 77.961 infectados y 806 víctimas mortales, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó que el país está incorporando la oxigenoterapia de alto flujo, una nueva tecnología que permiten a personas que no están en extrema gravedad usar un modelo de ventilación menos invasivo.

En tanto, la cartera de salud confirmó la muerte del primer médico a causa de la COVID-19; se trata del doctor René Sánchez, quien por tres décadas se desempeñó en el cuerpo médico de Gastroenterología del hospital Sótero del Río, de la región Metropolitana.

El director del hospital, Gonzalo Menchaca, detalló a la prensa local que “después de luchar mucho contra la enfermedad, nos duele mucho saber que uno de los nuestros, el doctor René Sánchez, falleció después de luchar más de un mes con la infección del coronavirus”.

“El trabajó siempre, desde que llegó de joven al hospital, silencioso, comprometido con sus pacientes, todos lo quisimos mucho y para nosotros es un mártir de la medicina”, agregó.

En Ecuador, con 37.656 casos y 3.221 decesos, se cumplieron este martes 70 días desde el confinamiento social y la capital Quito alcanzó su pico máximo en la curva epidemiológica, según el alcalde Jorge Yunda.

Por ello, se analiza la posibilidad de pasar a una “nueva normalidad” para reactivar la economía local con menos restricciones.

En su reporte diario, el Ministerio de Salud Pública indicó que adicionalmente el país, uno de los más golpeados por la pandemia en América Latina, registra 2.055 fallecidos probables por la COVID-19 en todo el país.

Un manifestante porta una mascarilla mientras sostiene una bandera ecuatoriana durante una marcha en contra de las medidas adoptadas por el gobierno debido a la enfermedad causada por el nuevo coronavirus (COVID-19), una de las cuales es la reducción de dos horas diarias la jornada laboral, en Quito, Ecuador, el 25 de mayo de 2020. (Xinhua/Santiago Armas)

En Colombia, con 23.003 casos y 776 muertos, en la ciudad de Medellín inició la apertura de centros comerciales como parte de un plan piloto para reactivar la economía con medidas como la toma de temperatura, el uso obligatorio de tapabocas y la desinfección a la hora de entrar a los recintos.

En Bogotá, el secretario distrital de Salud, Alejandro Gómez, explicó que la ciudad permanece en alerta amarilla por ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos y que está en riesgo de entrar en alerta naranja.

En tanto, el presidente Iván Duque pidió a los empresarios que a pesar de las dificultades económicas que ha traído la pandemia no dejen de pagar las primas de los trabajadores en el mes de junio.

En Cuba, el Ministerio de Salud Pública informó de 16 nuevos casos positivos de coronavirus, lo que eleva a 1.963 el total de diagnosticados en la isla, además de cinco pacientes recuperados y ningún fallecido.

Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del ministerio, apuntó que de los recientes contagios 13 residen en La Habana, incluido un niño de cuatro años, y el resto son de la provincia occidental de Matanzas.

Agregó que la cifra general de fallecidos por la COVID-19 asciende a 82, para un 4,17 por ciento de letalidad, en tanto que la cantidad de recuperados se eleva a 1.709 luego de las cinco altas médicas otorgadas en las últimas 24 horas.

Finalmente, en Perú se reportaron 129.751 contagios y 3.788 muertos, en República Dominicana 15.264 infectados y 468 decesos y en Costa Rica 956 contagios y se mantiene en 10 la cifra de muertos.

Un empleado desinfecta una estación de transporte público, en León, estado de Guanajuato, México, el 18 de mayo de 2020. (Xinhua/Mario Armas) 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *