América Latina se alista para abrir economía y flexibilizar cuarentenas ante COVID-19

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 16 segundos

Países de América Latina se alistan para reabrir sus economías o flexibilizar sus cuarentenas el próximo lunes, 1 de junio, en medio de la persistente propagación de la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), que ha dejado una estela de muerte y sufrimiento en la región.

En Brasil, con 438.238 casos y 26.754 decesos, el presidente Jair Bolsonaro promulgó el jueves, con algunos vetos, la ley sobre ayuda financiera a estados, municipios y el Distrito Federal ante la pandemia, que se realizará en forma de remesas directas de fondos y suspensión del pago de deudas, así como renegociación con bancos y organizaciones internacionales.

Por lo pronto, el desempleo en el país subió al 12,6 por ciento en el trimestre finalizado en abril, el mayor nivel desde el trimestre enero-marzo de 2019 (12,7 por ciento), debido a los impactos causados por el virus, según el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística.

En Argentina, con 14.702 casos y 508 muertes, la cuarentena que inició en marzo pasado podría extenderse en Buenos Aires hasta agosto próximo, señaló el jefe de Gabinete de la ciudad, Felipe Miguel.

Expresó que proyecciones de la capital demuestran que la cuarentena “podría prolongarse de entre 6 y 10 semanas”, es decir, fin de julio o principios de agosto.

“Esa es la mejor proyección que tenemos en este momento. Luego habrá que ver cómo serán esas semanas, si permiten mayor o menor apertura de actividades”, dijo Miguel.

En Ecuador, con 38.471 positivos y 3.313 decesos, desde el próximo 1 de junio el país relajará la cuarentena, impuesta desde hace más de dos meses, con menos restricciones en la movilidad para reactivar la debilitada economía local.

Con protocolos de seguridad y distanciamiento social, varias ciudades han venido relajando de manera progresiva la cuarentena considerando la tendencia de contagios.

Guayaquil, la segunda ciudad más poblada del país, inició el pasado 21 de mayo una nueva normalidad con distanciamiento social para reactivar su economía y lo propio hará desde el próximo 3 de junio, Quito, la capital del país y la más poblada, pese a que cada día aumentan las cifras de contagios y decesos.

En Honduras, el gobierno prevé abrir la economía a partir del 1 de junio, con restricciones a la circulación y la cantidad de empleados por empresa, informó el secretario (ministro) de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Madero.

La apertura se hará en varios municipios considerando la incidencia de casos de la COVID-19.

“Si una empresa tenía 10 trabajadores, a lo mejor van a tener que atender con dos”, señaló Madero al explicar que los protocolos de bioseguridad, que serán de obligatorio cumplimiento, fueron elaborados con apoyo de expertos de la Unión Europea a través del programa Euro Empleo.

También se informó que la base naval de Puerto Cortés, en el norte del país, fue puesta en cuarentena debido al hallazgo de 30 casos positivos.

En Colombia, con 25.366 infectados y 822 decesos, el presidente Iván Duque declaró ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que todos los ciudadanos del mundo deben prepararse para una nueva normalidad tras la pandemia.

“Estamos hablando de una pandemia que afecta los sistemas de salud, pero estamos hablando también de efectos que se sienten por muchas de las medidas que debemos adoptar para proteger la vida y la salud, que tienen repercusiones en el comercio, en el turismo, en el empleo”, declaró el mandatario en una videoconferencia.

El presidente anunció la semana pasada que extendía hasta el próximo 31 de mayo el Aislamiento Preventivo Obligatorio o cuarentena nacional por el COVID-19 y también la emergencia sanitaria hasta el 31 de agosto.

En Costa Rica, el ministro de Salud, Daniel Salas informó que el país alcanzó la cifra de 1.000 casos acumulados de la enfermedad, tras detectarse 16 nuevos contagios. Según el reporte oficial, la cantidad de personas recuperadas es de 646, mientras que las muertes se mantienen en 10, por lo que los casos activos actualmente son 344 personas.

Costa Rica ha aplicado hasta el momento 24.897 pruebas para detectar el nuevo coronavirus y ha descartado 16.726 casos sospechosos.

Finalmente, en República Dominicana las autoridades de salud informaron un acumulado de 16.068 casos y 485 muertes por el COVID-19, mientras que el número de pacientes recuperados es de 8.952.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *